Publicaciones etiquetadas con: Marcus J. Borg

Quiero leer este libro, “¡en el nombre de Jebús!”

“Las obras de la carne”, “estoy apartado”, “los mundanos”, “estar en Cristo”, y tantas otras frases hechas muchas veces hacen que sea difícil saber qué te están diciendo algunos cristianos; y peor aún, a menudo parecen no tener idea de lo que están hablando o porqué dicen lo que dicen. Pero el problema no es sólo que estas personas muchas veces parezcan “loros piadosos” (la frase no es mía sino del periodista de CNN en el enlace, pero me hizo mucha gracia) sino que de tanto repetirlas las palabras pierden y ven distorsionados sus significados, se inventan conceptos y doctrinas que no tienen nada que ver con lo que el cristianismo ha sido históricamente y, en lugar de unir, el lenguaje de la tradición cristiana separa porque hace falta un diccionario para que un no-iniciado (o un adventista) entienda lo que le está diciendo un pentecostal. Tanto es así, que el historiador y teólogo Marcus Borg publicó en 2011 el libro llamado Speaking Christian [Hablando en Cristiano] para ayudar a solucionar el problema. La descripción del mismo dice más o menos así:

speaking-christianLos cristianos modernos están sumidos en un lenguaje tan distorsionado que se ha convertido en una piedra de tropiezo para la religión, dice el reconocido erudito bíblico Marcus J. Borg. Borg afirma que las palabras importantes del cristianismo, y los textos sagrados y las historias en las que esas palabras están incorporadas, han sido reducidas en un marco moderno para la fe que hace hincapié en el pecado, el perdón, en que Jesús murió por nuestros pecados, y en la vida después de la muerte. Aquí, Borg emplea el método “histórico-metafórico” para entender el lenguaje cristiano, que puede restaurar para nosotros estas palabras de poder y transformación. Por ejemplo:

Redención: ahora se entiende como que Jesús nos salva de nuestros pecados para que podamos ir al cielo, pero en la Biblia se refiere a ser liberado de la esclavitud.

Salvador: ahora hace referencia a Jesús como el único que nos salva de nuestros pecados, pero en la Biblia tiene una variedad rica y maravillosa de significados que no tienen nada que ver con la vida después de la muerte.

Sacrificio: ahora hace referencia a la muerte de Jesús en la cruz como pago por nuestros pecados, pero en la Biblia nunca se refiere al pago sustitutivo por el pecado.

En Speaking Christian [Hablando en cristiano], Borg ofrece un lenguaje para los cristianos del siglo XXI que fundamenta la fe en sus profundas y ricas raíces originales y permite transformar nuestras vidas una vez más.”

Definitivamente este es uno de esos libros que tengo que conseguir y leer ya, lo malo es que aunque va en la segunda edición en inglés no parece que se vaya a traducir al castellano, con lo bien que nos vendría…

Anuncios
Categorías: Editorial, Libros | Etiquetas: | 2 comentarios

“A veces la Biblia está equivocada” – Entrevista a Marcus J. Borg

Entrevista publicada originalmente por www.Read the Spirit.com. Enlace original (en inglés) aquí.

Marcus J. Borg“A veces las cosas que dice la Biblia están mal”. Eso es algo peligroso de decir para el clero en las iglesias, sin embargo es uno de los principales mensajes de su obra.

Me encantaría que cada clérigo se pusiera de pie y dijera a sus congregaciones: “A veces la Biblia está equivocada”. Hay algo que se da por hecho en la cultura cristiana conservadora—y es cierto, me parece, en gran parte de la línea principal del cristianismo de hoy— que comprender la Biblia es sencillo. Y, si la Biblia dice que algo está mal, entonces no hay vuelta que darle. Hay muy pocos cristianos que están dispuestos a ponerse de pie y decir: “a veces la Biblia está equivocada”. Sin embargo, creo que es muy importante que los cristianos lo digan de vez en cuando.

Antes de que algunos de nuestros lectores empiecen a arrojar cosas a las pantallas de sus computadoras, recordemos que lo que usted está diciendo tiene mucho de sentido común, si nos detenemos a pensar en todo lo que dice la Biblia.

Ejemplos evidentes son los pasajes de la Biblia que dicen que la esclavitud está bien. Hay algunos pasajes en la Biblia que prohíben absolutamente el divorcio. En Marcos 10:9, la prohibición es completa. Mateo tiene una excepción: por razones de adulterio. También, es claro que hay pasajes en el Nuevo Testamento que esperan la nueva venida de Jesús sea muy pronto desde su punto en el tiempo. Ahora bien, han pasado 2.000 años. Hay muchos ejemplos más en los que, hablando claro, tenemos que decir: “a veces la Biblia está equivocada”.

Si la gente se detiene y reflexiona acerca de esto, puede que recuerden ejemplos a lo largo de la historia en los que las personas han hecho esto. Había abolicionistas famosos que literalmente sacaron los pasajes a favor de la esclavitud de sus Biblias. Estaba Thomas Jefferson, quien tomó su Biblia y recortó los pasajes que no tenían sentido lógico para él.

Creo que es de vital importancia para que la gente hable sobre esto en las iglesias, ¡pero es tan difícil para los clérigos hacerlo! Y, en las iglesias evangélicas fundamentalistas y conservadoras que afirman la autoridad única de la Biblia, es muy difícil que alguien pueda admitirlo. Sería alarmar a la mayoría de las congregaciones conservadoras: “¿Qué quiere decir con que la Biblia a veces está equivocada. ¿Dónde quedará nuestra autoridad si empezamos a decir eso?”

También hay un segundo problema que impide que la gente hable honestamente sobre las cosas que están mal en la Biblia. Es que se considera como dado lo que dice la iglesia: si algo ha sido así durante siglos, ¿sobre qué base podemos cambiamos este ethos centenario? No hace muchos años el tema era “¿pero cómo vamos a ordenar como sacerdotes a las mujeres?”

Usted y su esposa son de la Iglesia Episcopal, parte de la Comunión Anglicana, pero debemos recordar que más de la mitad de la Cristiandad todavía no ordena a mujeres como sacerdotes. Sume a los 1.000 millones de católicos con los 500 millones de ortodoxos, y es verdad: la mayoría de los cristianos todavía no pueden superar los siglos de interpretación de la Biblia que impiden la ordenación de mujeres.

Creo que eso también es reforzado por la forma en que se lee la Biblia cada domingo por la mañana. Casi todos los que se levantan y leen la Biblia, al final dicen: “palabra del Señor”. Después, la congregación responde: “demos gracias a Dios”. Pero ese intercambio causa confusión en la gente. Subraya la idea de que acabamos de escuchar la autoridad divina. Y yo no tengo ningún problema con la afirmación “palabra del Señor”, siempre y cuando “Palabra” sea con mayúscula y en singular. El Libro de Oración Común de Nueva Zelanda, dice: “escuchen lo que el Espíritu dice a la iglesia”. Eso es un poco mejor para el esclarecimiento de este común malentendido.

Speaking ChristianY eso nos lleva Speaking Christian [“Hablando en cristiano”], su nuevo libro sobre docenas de palabras y frases que son mal comprendidas con tanta frecuencia que usted sostiene que el cristianismo se está convirtiendo en una fe dividida por un lenguaje común—adaptando la original frase de George Bernard Shaw de que los británicos y los estadounidenses son dos pueblos divididos por una lengua común.

Me hago eco de las palabras de Pablo, quien dice que tenemos este tesoro en vasos de barro. Creo que la NVI lo traduce como que tenemos este tesoro en vasijas de barro. Veo a las palabras de la Biblia como el vaso de barro. Las palabras son un producto humano, hechas de la tierra, y sin embargo, dentro de este vaso de barro tenemos el tesoro de la sabiduría divina, el tesoro de nuestros antepasados ​​espirituales, las historias y experiencias y puntos de vista que les importaban a ellos—así como la limitada comprensión y a veces incluso la ceguera de nuestros antepasados ​​espirituales.

Acabamos de publicar una entrevista con Richard Rohr, que habla de cómo empezó su vida casi como un fundamentalista, después pasó por todas las complejas respuestas intelectuales a las Escrituras que vienen con una educación en el seminario y se convirtió en algo así como un escéptico. Pero ahora le gusta hablar acerca de cómo encuentra una historia como la de la creación en Génesis profundamente verdadera, pero en “cerca de 10 niveles diferentes” que no habría comprendido en su juventud.

Estoy muy feliz de poder decirlo de esta manera: las historias de Génesis de la creación son profundamente verdaderas, pero no ocurrieron en la manera en que se describen en el Génesis. Creo que eso es lo que Richard Rohr está diciendo también. Estas historias son verdaderas en niveles distintos al de las lecturas literales. Eso es una cosa.

Pero hay otra cosa de la que estoy hablando: también hay algunos pasajes en la Biblia que, incluso cuando los entendemos perfectamente, están equivocados. Sólo para sacar un ejemplo: en 1 Samuel 14, Dios ordena a Saúl matar a todos los hombres, mujeres y niños de los amalecitas, un pueblo vecino con los que estaban en guerra. Ahora bien, yo no puedo creer que Dios mandara a nadie hacer eso. ¿Matar a todos los bebés? Yo no creo que haya ninguna razón para tratar de explicar este pasaje y decir que, de alguna manera, Dios no está ordenando su muerte real. No, el versículo es perfectamente claro. Dice que Dios ordenó a Saúl ir a matar a todas las personas, incluyendo a los bebés. Y creo que debemos decir: eso es algo completamente erróneo. Dios nunca mandó a Saúl ir a matar bebés. Sigue leyendo

Categorías: Editorial | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Marcus Borg sobre Jesús como Hijo de Dios

En la siguiente columna Marcus J. Borg, un reconocido historiador del cristianismo primitivo y del Jesús histórico, reflexiona sobre la relación de los evangelios con Jesús y lo que significa ser cristiano. Publicada originalmente en The Washington Post (enlace aquí).

Sí y No

por Marcus J. Borg

Marcus J. Borg

Sí, Jesús es el Hijo de Dios, Señor y Cristo, la Luz del Mundo y el Pan de la Vida; y el Camino, la Verdad y la Vida. Él es todo esto para mí, en tanto cristiano que es también historiador del Cristianismo primitivo. Y sin embargo, no creo que Jesús haya hablado de sí mismo con estos grandes términos y frases.

Junto con la mayoría de los principales especialistas, veo que los Evangelios contienen capas más tempranas y otras más tardías de tradiciones cristianas sobre Jesús, que se desarrollaron durante el siglo primero. Los evangelios (y en cierta medida el Nuevo Testamento en su conjunto) contienen la memoria sobre Jesús del movimiento cristiano primitivo, y su testimonio acerca de lo que Jesús se había convertido en la experiencia, convicción y pensamiento cristiano temprano.

Resumiendo, los evangelios son tanto sobre el Jesús anterior a la Pascua (Jesús como una figura de la historia antes de su muerte) y del Jesús después de la Pascua (en lo que Jesús se convirtió después de su muerte).

Como historiador que además es cristiano, no creo que el Jesús anterior a la Pascua haya hablado de sí mismo como el Hijo de Dios, o como Señor, o como la Luz del Mundo, etc. Por supuesto, sé que los evangelios le atribuyen a él este tipo de lenguaje, así que no es refutación de esta posición citar los evangelios en su contra.

Seguir leyendo >>

Categorías: Traducciones | Etiquetas: | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.