Publicaciones etiquetadas con: Creación

Ariel Álvarez Valdés sobre la Biblia, la Ciencia y Génesis 1-2

Complementando los posteos anteriores sobre leer Genesis 1 en su contexto, les recomiendo enormemente escuchar esta charla. El orador es el biblista argentino Ariel Álvarez Valdés, que resume de buena forma el conflicto histórico entre ciencia y teología y cómo puede resolverse aplicando el estudio de la Biblia en su contexto antiguo. Por ejemplo, desde el minuto 37:15 explica las etapas que ha atravesado la relación entre ambas, y cómo ninguna de ellas resultó satisfactoria. Así, se intentó sucesivamente:

1. El principio de la verdad doble: la científica y la religiosa (“no lo acepto porque la Biblia dice…”).

2. Intentar desacreditar a la ciencia.

3. Descartar a la religión.

4. Hacer “concordar” (con un poco de “imaginación exegética”) lo que dicen la Biblia y la ciencia; por ejemplo: “los seis días de Génesis 1 no son días de 24 horas sino edades geológicas de millones de años”. Pero esto no sirve porque esas interpretaciones pueden llevar a hacer decir a la Biblia cosas completamente alejadas de las intenciones de sus autores antiguos, con lo que el mensaje que se quiere “defender” es distorsionado hasta resultar muchas veces irreconocible. Por eso, propone Valdés, la solución es

5. El estudio de los géneros literarios, que nos informan de qué querían decir los autores del texto y cómo no pretendían escribir ciencia (que ni siquiera existía aún) sino un mensaje religioso. El reconocer esto nos permite discernir qué es literal y qué no, o qué es histórico y qué no, de forma de comprender realmente el significado de esos textos sin generalizar de acuerdo a nuestras propias percepciones modernas. Finalmente, en el resto de la charla, Valdés hace esto con Génesis 1 y 2 y el resultado es interesantísimo.

Además, si lo prefieren, aquí pueden descargar el audio en mp3. Hasta la próxima.

Categorías: Videos | Etiquetas: , , | 1 comentario

Cómo leer Génesis 1 (Afirmaciones sobre los Estudios Bíblicos que los pastores deben dejar de decir a sus congregaciones, parte 2)

En realidad esta entrada muestra que siempre hay que decir “algunos pastores”, porque justamente el autor de la columna de abajo es pastor de una iglesia en Estados Unidos. En ese país, y también en Hispanoamérica, es muy común la lectura literal de la historia de la Creación en Génesis 1, lo que pone al lector ante la falsa disyuntiva de “creer” algo que va en contra de todo el conocimiento que tenemos hoy en día o irse al infierno. Pero es una falsa disyuntiva porque entre cosas, como veremos en éste y en futuros posteos, Génesis 1 no entrega (ni pretende entregar) información científica sobre los orígenes del universo: su mensaje es otro. Enlace original (en inglés) aquí.

Cómo leer Génesis 1: Un pastor compara al Génesis con otros

relatos antiguos de los orígenes del mundo

por Glenn Packiam

“¡Si Génesis 1 no es literal, el Evangelio tampoco es literal!”

“¡Si la Tierra no tiene 6.000 años, entonces no podemos confiar en nada que diga la Biblia!”

Glenn PackiamEstas afirmaciones son una especie de grito de guerra para algunos cristianos. Pero también han sido causa de consternación para seguidores de Jesús sinceros y devotos que no pueden aceptar la idea de una Tierra joven o un relato de seis días literales de los orígenes del mundo. Convencidos de que es un tema de “lo tomas o lo dejas”, algunos se alejan. Muchos otros probablemente nunca se han atrevido a hacer preguntas sobre Jesús, la cruz, la resurrección y la redención porque les han dicho que tienen que aceptar todo o nada […]

Las cosmologías del Mundo Antiguo

La cosmología (el estudio del origen y desarrollo del universo) de Génesis no está sola. Está en medio de muchas historias antiguas de la creación, cada una de las cuales proporciona respuestas diferentes a preguntas similares. En aquel entonces, nadie preguntaba “¿creó Dios los cielos y la tierra?” La pregunta era: “¿Cuál dios, y por qué?” Al comparar el relato de Génesis con otras historias antiguas, podemos descubrir el significado de la cosmología del Génesis. Y, en el camino, también se verá por qué no creo que el Génesis nos obligue a la falsa elección entre Creación/Tierra joven y Evolución/Tierra vieja.

Los sumerios no tenían ningún texto específico de la historia de la creación, a pesar de que en algunos textos sumerios aparecen descripciones de la creación. Básicamente, había dos tradiciones. En una, el Cielo – el dios An – se une con la Tierra – la diosa Antum o Ki, que fertiliza la tierra y hace que la vida (humanos, animales y vegetación) brote y florezca. En la otra tradición, Enki, el dios de la fertilidad, produce un manantial que lleva a la vida a la tierra a través de arroyos y ríos, y la vida surge a su alrededor. Ernest C. Lucas escribe que en ambas tradiciones los seres humanos existen “para servir a los dioses, para evitar que tengan que trabajar.”

Relieve asirio que muestra a Marduk luchando con Tiamat.

Relieve asirio que muestra a Marduk luchando con Tiamat.

Tal vez la cosmología antigua más conocida además del relato del Génesis es el Enuma Elish. Este relato acadio fue copiado muchas veces y a menudo se recitaba en el festival de Año Nuevo. La historia es larga y sangrienta. Es esencialmente el relato de una lucha de poder entre los dioses, impulsada por los celos y la ira. Marduk, el descendiente de Apsu y Damkina, se vuelve más poderoso que sus predecesores divinos. Aunque al principio esto provoca los celos de los otros dioses, él hace un trato con ellos: luchará en su nombre si le dan el poder de “fijar destinos”. Ellos están de acuerdo. Marduk mata a Tiamat, dividiendo su cuerpo en dos, una mitad se convierte en el cielo y la otra mitad en la tierra. Marduk ordena a Ea que cree a los seres humanos de la sangre de Kingu, el líder de los dioses rebeldes. Una vez más la razón para crear a los seres humanos es para que hagan el trabajo de los dioses.

También hay una cosmología canaanita. Los canaanitas no tenían ninguna “cosmogonía indiscutida”, pero en el ciclo de textos de Baal, El, el jefe del panteón, es llamado “creador de la creación/criaturas “, y su esposa, Asera, es llamada “creadora/progenitora de los dioses”. Estos epítetos son posibles indicios de que los cananeos pensaban en el origen del cosmos en términos de procreación.

Las  cosmologías egipcias son un poco más variadas. Existen varios hilos, cada uno conectado con deidades locales como Ra, Atum y Ptah. Lucas, en el IVP Dictionary of the Old Testament: Pentateuch, las resume señalando que las cosmologías egipcias se ocupan principalmente del origen de los dioses, cada uno identificado con los elementos básicos del cosmos como la tierra, el cielo y el sol.

Entonces, ¿qué está diciendo Génesis?

El significado de Génesis 1 puede sacarse por medio de dos consideraciones. La primera es su contexto: imaginar lo que estaba ocurriendo en la historia de Israel cuando estos capítulos estaban siendo formados y entrelazados. La segunda es considerar las posturas antagónicas: contrastar la historia de la creación de Génesis con las otras historias de la creación del Antiguo Cercano Oriente.

El primer y quizás más obvio significado de Génesis 1 para los hijos de Israel se puede resumir en la “Shemá”, que aparece en el Deuteronomio: “Escucha, oh Israel, el Señor es uno”. Génesis 1-11 revela una visión totalmente diferente de la esfera de lo divino o lo espiritual. En contraste con los muchos dioses que llenan las escenas de otras historias de la creación en el Antiguo Cercano Oriente, en Génesis YHWH aparece como el único soberano sobre la creación. No hay división de la jurisdicción divina, ningún dios del mar, de la tierra o de la guerra. Sólo hay un Dios. “Escucha, oh Israel, el Señor es uno”.

Como personaje principal en las primeras escenas, Dios no sólo existe, también actúa. A lo largo del pasaje inicial, Dios es el único personaje activo. No hay rivales, nadie más hace aportes o agrega ideas. Es simplemente Dios. Él es el personaje principal. Dios habla, Dios forma, Dios hace, Dios llama, Dios bendice, Dios comisiona. La primacía de Dios debe haber parecido sorprendente para un niño israelita que escuchara estas historias por primera vez .

En segundo lugar, este único Dios soberano crea el mundo a propósito. La creación no es el resultado de una sangrienta batalla entre los dioses, o el resultado de las excreciones divinas mutantes, ni tampoco sólo la manera de los dioses de conseguir un poco de ayuda en el universo. El Dios del Génesis se dispone a hacer el mundo cuidadosa, deliberada, metódica, y sí, incluso poéticamente. El primer capítulo, después de todo, tiene una cadencia parecida a una canción.

En tercer lugar, como el único Creador Soberano e intencional, YHWH no solamente crea sino que también bendice lo que Él hace. De esta manera, todo lo que es bueno y bello en el mundo – en hebreo, tov – es el resultado de la bendición de YHWH. Uno puede imaginar a la gente de Judá en Babilonia forzando sus ojos para ver un poco de la mano de YHWH, entrenando sus oídos para escuchar un poco de la voz de YHWH, cuando, de repente, recuerdan: el mismo mundo fue hecho por YHWH. Este árbol, este arroyo, esta flor, esta fruta – todo lo que florece a su alrededor – prospera porque YHWH lo ha bendecido. La bendición de YHWH al mundo material debió haber sido una fuente de consuelo y una chispa de adoración en la complicada tierra del exilio.

Génesis 1:31

Génesis 1 es un himno de alabanza al único Dios verdadero que hizo el mundo a propósito y con placer, y que con amor lo bendijo y lo llamó bueno. Si eres cristiano, esa es la historia que deberías estar contándole al mundo.

Categorías: Traducciones | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Génesis 1 como lo veían los antiguos israelitas

En este video la invitación es a dejar de lado las interpretaciones modernas sobre Génesis 1, y en cambio verlo como lo hacían las personas de la Antigüedad. Tanto si su interés en ese texto es puramente histórico o si tiene una motivación religiosa, hay muy buenas razones para hacerlo y tomar en cuenta lo que John H. Walton* tiene para decir. El Génesis (la Biblia) es un libro antiguo, escrito por personas con mentalidad diferente a la nuestra, así que para entender lo que dice debemos “traducir” no sólo el idioma sino también la cultura en que fue escrito. Y este video nos hace ver eso muy claramente.

Recuerden activar los subtítulos en el reproductor de Youtube, y disfruten.

* John H. Walton es profesor de Antiguo Testamento en el Wheaton College y anteriormente lo fue en el Moody Bible Institute, las dos instituciones evangélicas de EE.UU y no muy liberales que digamos, lo que dice mucho de lo transversal de los puntos de vista que expresa (aun cuando pueda haber debate sobre aspectos específicos de sus tesis).

Actualización:

Este video es la parte 1 de 4, las tres partes restantes se encuentran ya subtituladas. Los videos originales, en inglés, aquí.

Categorías: Videos | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.