Publicaciones etiquetadas con: Ciencia y religión

El fundamentalismo bíblico explicado con conejitos

lógica religiosa

Aunque esta imagen es muy usada para mostrar la negación de la evidencia científica de algunos cristianos fundamentalistas en los temas que no les gustan, también sirve para mostrar la manera en que esos mismos cristianos razonan respecto a la Biblia que dicen defender. Y es que en lugar de tratar de discernir qué es lo que tienen en las “piezas de rompecabezas” de los libros bíblicos, se encierran en una imagen de la “Palabra de Dios” idólatra creada por ellos mismos y que no tiene sustento. Por ejemplo, frente a la clara evidencia histórica y literaria que muestra que el Génesis no entrega un relato científico de la creación del mundo* prefieren seguir lo que según ellos dice la Biblia; se guían por sus propios razonamientos en lugar de las pruebas que la Biblia muestra. Desde este punto de vista decir “Dios no mentiría diciendo que creó el mundo en seis días si no fue así” no es muy distinto del “Es un pato. La caja no mentiría” de la imagen, ¿no les parece?

* No hacemos referencia a la abrumadora evidencia científica en contra de esa idea a propósito. El punto es señalar que el estudio de la Biblia misma es suficiente para desmontar la falsa noción de un relato científico en Génesis 1.

Anuncios
Categorías: Editorial | Etiquetas: , | 4 comentarios

Peter Enns y la “encarnación” de las Escrituras

Si usted se ha dado cuenta alguna vez de discrepancias entre los relatos bíblicos, o entre los relatos bíblicos y la evidencia científica e histórica, pero le incomoda la idea de que la Biblia tenga errores o pueda ser un libro humano (por lo menos en parte), este post es para usted. Resumiendo la postura del autor de este texto (Peter Enns, quien es Ph.D. en historia del Cercano Oriente y especialista en el Antiguo Testamento), así como Jesús era divino y humano, la Biblia también lo es, por eso refleja el idioma, la cultura y también la ignorancia científica y la visión de mundo de los individuos que la escribieron, ¡y está bien que sea así!  Este texto fue publicado originalmente en BioLogos.

Peter Enns sobre el modelo teológico

de la encarnación de las Escrituras

por Peter Enns

Peter Enns

Peter Enns

El Cristianismo es una fe enraizada en hechos históricos. Los cristianos, por tanto, toman en serio a la Historia. Se puede confirmar esta idea hojeando una Biblia de estudio decente. Está llena de mapas, cartas, líneas de tiempo y notas al pie. A la mayoría de los cristianos les gusta ver cómo su fe encaja en el Mundo Antiguo. Nos sentimos más conectados con el mensaje de la Biblia cuando entendemos su contexto histórico.

Sin embargo, la naturaleza histórica del Cristianismo crea un problema. El estudio moderno de la historia que rodea a los acontecimientos de la Biblia ha planteado algunos desafíos muy serios a ciertas ideas tradicionales dentro de la fe cristiana. Parece que el estudio histórico de la Biblia y las expectativas de las personas acerca de la Biblia pueden entrar en conflicto. ¿Cómo pueden estos dos mundos dialogar el uno con el otro?

Como primer paso, tenemos que pensar en nuevas formas de hablar acerca de la Biblia para que la labor histórica de los eruditos bíblicos no sea percibida automáticamente como una amenaza para los lectores. En otras palabras, necesitamos modelos teológicos que muestren un claro respeto hacia la Biblia y hacia los desafíos de la investigación histórica que tenemos ante nosotros.

Uno de estos modelos teológicos se llama modelo de encarnación. En pocas palabras, es la idea de que la Biblia no es un libro caído del cielo más de lo que Jesús es un superhombre que cayó del cielo. Más bien, al igual que Jesús era un ser humano, la Biblia es un libro que refleja totalmente sus contextos culturales. Jesús es “Dios encarnado”, tanto divino como humano. Del mismo modo, la Biblia es un libro que habla la palabra de Dios pero que refleja completamente los pensamientos, ideas y puntos de vista de los autores humanos.

Un modelo de encarnación no es de ninguna manera el único modelo para pensar acerca de la Biblia. Tampoco es necesariamente el mejor modelo. Es sólo una manera de hablar acerca de la Biblia en donde los desafíos de la investigación histórica puedan ser vistos bajo una luz diferente. Un modelo de encarnación nos ayuda a ver que debemos esperar que la Biblia lleve las marcas de las perspectivas y visiones de mundo de los escritores antiguos.

El modelo de encarnación no es una tendencia reciente en la teología cristiana, ni tampoco es considerada peligrosa. Los teólogos de Princeton B.B. Warfield y A.A. Hodge, famosos por defender la doctrina de la infalibilidad de la Escritura, adoptaron este punto de vista en el siglo XIX, al igual que más tarde los teólogos reformados holandeses Hermann Bavinck, Abraham Kuyper y Herman Ridderbos. C.S. Lewis escribió sobre el tema para las personas de a pie. Estos expertos pueden no haber abordado todos los desafíos que están frente a los lectores contemporáneos, pero el mensaje llega fuerte y claro: la Biblia refleja plenamente la época en que fue escrita.

Los escritores bíblicos escribieron en las maneras que les parecían naturales y apropiadas en su mundo. Esto significa que no se puede esperar que operen bajo los estándares científicos o históricos que tenemos hoy.

De hecho, la naturaleza misma de la “inspiración” significa que la palabra de Dios debe estar totalmente revestida del lenguaje humano de la época. Cualquier otro tipo de Biblia es en realidad inconcebible. Cuando Dios habla, se sitúa necesaria y voluntariamente al nivel humano. Lo hizo con Jesús, y no debería sorprendernos si la Biblia refleja el mismo patrón divino de comunicación.

Si vemos a la Biblia de esta manera, podemos empezar a ver los desafíos de la investigación histórica como una ventana a través de la cual mirar en lugar de un muro contra el cual golpearnos la cabeza. Si tenemos la expectativa de que la Biblia refleje sus contextos históricos antiguos, podemos estar más dispuestos a que nuestra propia forma de pensar se vea desafiada. En vez de oponernos a cambiar nuestra forma de pensar podemos abrirnos a ver cuán profundamente se involucra Dios en la historia humana cuando habla.

No deberíamos tener que construir una reja alrededor de la Biblia para protegerla de las conclusiones de la investigación seria. Eso no significa que todos los resultados de la reflexión histórica sean correctos o beneficiosos. Pero sí significa que debemos crear una “cultura de la expectativa” que celebre el trabajo de investigación histórica en lugar de resistírsele debido a los desafíos que plantea. Esto ayudará a aliviar la tensión que muchos lectores cristianos han vivido por generaciones.

La investigación histórica y la fe cristiana, no importa cuán difícil sea, no es un asunto de “o esto o lo otro” sino de “esto y lo otro”.

Categorías: Editorial, Traducciones | Etiquetas: , , , | 2 comentarios

“Dios es botella”: charla de Antonio Bentué sobre Teología y Ciencia

El 14 de agosto del pasado año, se realizó en la Pontificia Universidad Católica de Chile el encuentro interdisciplinario “La Partícula Dios: Física, Filosofía y Teología en debate” a raíz del anuncio del descubrimiento del bosón de Higgs. De ese evento compartimos con ustedes la ponencia de Antonio Bentué, Doctor en Teología y profesor de la mencionada universidad, que aborda de forma clara y estimulante la relación y los límites entre teología, ciencia, y la experiencia de lo divino.

El título de este post tiene que ver con un ejemplo “ya patentado” por el profesor Bentué (según sus propias palabras) y que es realmente notable. Imaginen -nos dice- un tapón de botella. Un perro (por ejemplo), que no tiene conciencia, lo huele, lo deja, y no pasa nada. Pero el ser humano se pregunta qué es aquello y de donde vino (cómo se formó), y aplicando la razón puede postular varias explicaciones hasta dar con la correcta: la existencia de una máquina que hace tapones de botella. Pero, además, si aquel tapón fue hecho con una finalidad (y no sólo por que sí) debe existir una botella, y esa botella no está en el proceso de fabricación del tapón más que como referencia posterior, como lo trascendente, lo que está más allá del proceso de la máquina. Pues bien -sigue el ejemplo- si en vez del tapón tomamos al Universo completo podemos encontrar las causas que lo formaron y sus correspondientes explicaciones científicas, sin necesidad de la acción de nada sobrenatural. A Dios, al igual que la botella, no se lo encontrará como causa en el proceso de fabricación, sino como realidad trascendente. Jaque mate (jajaja), creacionistas y neo-ateos.

Los invito a escuchar ustedes mismos la ponencia. Sé que la calidad del audio no es la mejor, pero vale la pena soportar la mala calidad de la grabación. Y si prefieren, pueden descargarla aquí.

Categorías: Editorial | Etiquetas: , | 1 comentario

BioLogos.org: uniendo ciencia y fe

     En tiempos en que se afirma que la ciencia y la religión están enfrentados en una lucha mortal, es bueno poner la pelota contra el piso (dicho en jerga futbolística) e intentar ver alternativas razonables a la polarización propuesta por los creyentes fundamentalistas y los nuevos ateos. La gente de BioLogos se ha hecho cargo de la situación y, en sus propias palabras, forma “una comunidad de cristianos evangélicos comprometidos con explorar y celebrar la compatibilidad de la creación evolutiva y de la fe bíblica, guiados por la verdad de que “todas las cosas están unidas en Cristo” (Colosenses 1:17).

     Fundada por Francis Collins, científico cristiano conocido por haber sido el director del Proyecto Genoma Humano, el enfoque que defiende es la “creación evolutiva”, que ve a la evolución por selección natural como el medio a través del cual Dios creó la vida. Se distancia así del evolucionismo, que definen como “una visión del mundo atea que dice que la vida se creó sin Dios ni propósito”. Comparte con el Creacionismo y el Diseño Inteligente la creencia en que Dios creó el Universo y la vida, pero se diferencia de ellos en que acepta la evidencia científica que indica que el Universo no se creó hace 6.000, sino hace miles de millones de años;  y en que no considera necesaria la intervención directa de un agente inteligente en el proceso de la evolución, aparte de las reglas establecidas por Dios.

     Me gusta la iniciativa de BioLogos por dos motivos. La primera es que entrega una alternativa razonable a aquellos creyentes (principalmente protestantes) que no pueden ignorar la abrumadora evidencia científica, pero a los que se les dice que si las aceptan están abandonado su fe. La segunda es que promueve la reflexión activa de los cristianos sobre la relación entre ciencia y religión, y eso puede llevar a un entendimiento más profundo de su fe y su relación con la Biblia. Hacen esto de una forma muy interesante. Citando el Salmo 19 (“Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos”) hacen notar que Dios se revela tanto en la Biblia como en el “libro del mundo natural”. Por lo tanto “las verdades que encontramos en las escrituras no deberían estar en conflicto con las verdades que encontramos en la naturaleza”. Cuando parecen estar en conflicto, dado que Dios no miente, “el conflicto debe ocurrir al nivel de la interpretación humana: sea malinterpretando lo que Dios revela en la naturaleza, o malinterpretando lo que Dios revela en la escritura. Los conflictos hacen que reevaluemos ambas interpretaciones.” Notable.

     Los artículos que están en la página de BioLogos son muy recomendables, siendo el único problema el acceso de aquellos que no leen inglés. Desde acá trataré de traducir lo más posible de esta excelente página, y ojalá en un futuro no muy lejano tengamos iniciativas parecidas en nuestro idioma. Falta hacen.

Categorías: Editorial | Etiquetas: | Deja un comentario

¿Por qué nos gusta perdernos en la religión?

En Abril de este año, el psicólogo social Jonathan Haidt escribió la siguiente columna en CNN, que traducimos y ofrecemos como complemento a su charla en TED del posteo anterior. Disfruten. Enlace original (en inglés) aquí.

¿Por qué nos gusta perdernos en la religión?

por Jonathan Haidt

Nota del editor: Jonathan Haidt es profesor de psicología en la Universidad de Virginia, y profesor visitante de ética empresarial en la Escuela de Negocios de NYU-Stern. Es el autor de un nuevo libro, The Righteous Mind: Why Good People are Divided by Politics and Religion“. Habló en la conferencia TED2012. TED es una organización sin fines de lucro dedicada a las “ideas que vale la pena difundir”, que hacen disponibles a través de conferencias publicadas en su página web.

-¿Qué hace un científico ateo como yo escribiendo cosas buenas de la religión? Yo no empecé así. Cuando era adolescente, despreciaba a la religión. Yo me crié judío, pero cuando leí la Biblia me quedé de piedra. No me pareció una buena guía para el comportamiento ético en los tiempos modernos, con todos esos golpes, lapidaciones y genocidios, algunos de ellos ordenados por Dios. En la universidad leí otros libros sagrados, y no me hicieron tener una opinión más positiva de la religión.

Cuando tenía veintitantos, obtuve un doctorado en psicología social y comencé a estudiar la moralidad. No hice ningún caso de la religión en mis estudios. “No necesitamos a la religión para ser éticos”, pensaba. Y, sin embargo, en casi todas las sociedades humanas, la religión ha estado íntimamente ligada a la ética. ¿Era sólo una coincidencia?

Seguir leyendo >>

Categorías: Traducciones | Etiquetas: , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.