Michael Hardin: Cómo leía su Biblia Jesús (parte 1.1)

Estudio Bíblico

Como mencionamos en un post anterior, Hardin es un autor y orador que vale la pena conocer y aprovechar, así que este post y los siguientes van muy recomendados. Artículo publicado originalmente en el blog de Peter Enns; enlace original (en inglés) aquí. Disfruten.

Cómo leía su Biblia Jesús (parte 1.1)

por Michael Hardin

michael-hardinDe los teólogos modernos hemos aprendido que lo que uno dice sobre la Escritura y cómo uno la utiliza pueden ser dos cosas diferentes, y que cómo se utiliza la Escritura es la verdadera indicación de lo que uno cree sobre ella.

Me doy cuenta, por ejemplo, que muchos predicadores usan las Escrituras como un trampolín: la citan y después saltan en una piscina de ideas, dejando el texto bíblico atrás. Lo que dicen puede ser bueno, verdadero, o incluso relevante, pero tiene poca o ninguna relación con el pasaje en discusión.

Otros predicadores que he escuchado tratan las Escrituras como si estuvieran diseccionando una rana en una clase de ciencias de séptimo grado. Se dan cuenta con alguna repugnancia de cosas que no les gustan, y pueden ser bastante críticos en el proceso de averiguar qué es lo que hay frente a ellos.

Algunos tienen un alto concepto de las Escrituras, por lo que quieren decir que las Escrituras son la Palabra de Dios, inspirada y sin error; sin embargo, la forma en que la usan delata que en realidad no se la toman muy en serio. Esas personas ignoran el contexto, y un texto sin contexto es un pretexto, o como dice mi amigo australiano Jarrod McKenna, “un texto sin contexto es un engaño”.

Estas personas tienen un enfoque de la Biblia como de canción de jardín de niños: un versículo por acá, un versículo por allá, un versículo por acullá. La predicación fundamentalista contemporánea es así; una serie de versículos en cadena donde todos dicen lo que sea que el predicador esté tratando de decir.

Eso hace que la Biblia sea plana, y se puede hacer todo tipo de cosas extrañas con una Biblia plana. Es como plastilina. Una lectura plana de la Biblia es como una película muda en blanco y negro comparada con una pantalla de televisión de alta definición con calidad Blu-Ray y sonido envolvente en 4D. ¿Qué preferiría usted? ¿Una delgada capa de mantequilla en un pan tostado frío o un buen banquete?

Hay una manera de leer la Biblia que es dadora de vida, reflexiva y gozosa. La forma en que se implementa la Escritura dice mucho más que lo que se cree sobre ella. Creer que algo es verdad acerca de la Biblia no significa que sea verdad, no importa cuántos lo hayan dicho.

Lo que cuenta, en definitiva, es la manera que la Biblia se interprete en tu vida, es decir, cómo tu vida es la interpretación viva de la Biblia.


En el posteo de mañana, Hardin revisará la forma en que la Biblia era leída en el judaismo c. del siglo I d.C.

Otras partes de esta serie:

Categorías: Traducciones | Etiquetas: , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Michael Hardin: Cómo leía su Biblia Jesús (parte 1.1)

  1. Alberto Porras

    Me encanto, lo de la lectura de la biblia, donde ella se interpreta en mi vida. Sus personajes y acontecimientos interactúan con mii realidad, en cuanto a la inquietud de búsqueda y encuentro con Dios en la cotidianidad histórica, para sacralizarla, santificarla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.