¿Qué significa “eterno” en el Nuevo Testamento? (7 y final)

origenes

Términos para eternidad: aiṓnios y aḯdios en textos clásicos y cristianos (Parte 6)

por Ilaria Ramelli y David Konstan

[…] Concluimos con un vistazo al uso de Orígenes de aiṓnios y aḯdios (en nuestro proyecto más amplio llevamos nuestra investigación hasta la época de Dionisio el Pseudo-Areopagita). En Orígenes, hay muchos pasajes que se refieren a la vida aiṓnios, en la fórmula característica del Nuevo Testamento: el énfasis parece estar no tanto en la eternidad, es decir, el infinito temporal, como en la vida en el siguiente mundo o aiṓn.

Un ejemplo particularmente claro es (creemos) Philocalia, donde la vida aiṓnios se define como aquella que se producirá en el aiṓn futuro. Orígenes afirma que Dios dio a la Escritura “cuerpo para aquellos que existieron antes de nosotros [es decir, los hebreos], alma para nosotros, y espíritu [pneûma] para aquellos en el aiṓn por venir, los cuales obtendrán una vida aiṓnios”. Así también, en el Comentario a Mateo, la vida futura (aiṓnios) es contrastada con la del presente (próskairos). Una vez más, Orígenes en una serie de pasajes opone las entidades sensibles efímeras de la actualidad (próskaira) a los objetos invisibles y duraderos del mundo por venir (aiônia).

En consonancia con el uso de la Septuaginta y el Nuevo Testamento, Orígenes también aplica el adjetivo aiṓnios a los atributos de Dios. En un pasaje particularmente iluminador, Orígenes habla del Dios eterno (toû aiōníou theoû) y de la ocultación del misterio de Jesús por períodos de tiempo aiṓnios (chrónois aiōníois), donde el sentido es claramente “desde tiempo inmemorial”. Así también, Orígenes menciona los “días del aiṓn” y “años aiṓnia” (étē aiṓnia), es decir, períodos muy largos de tiempo, y la frase eis toùs aiônas significa aquí, “durante mucho tiempo”.

En Orígenes, el adjetivo aḯdios aparece con mucha menos frecuencia que aiṓnios, y cuando es utilizado, es casi siempre en referencia a Dios o Sus atributos; probablemente se refiere a “eterno” en el sentido estricto de sin límites en el tiempo o más allá del tiempo.

En Sobre los principios 3.3.5, Orígenes da una clara señal de que entiende aiṓn en el sentido de una sucesión de aiônes antes a la apocatástasis final, momento en el cual se llega a la verdadera eternidad, es decir, aïdiotḗs. Eternidad en sentido estricto se refiere, según Orígenes, a la apocatástasis, no a la secuencia anterior de edades o aiônes. Así también, Orígenes explica que Cristo “reinaba sin carne antes de las edades, y reinó en la carne en las edades” (aiōníōs, adverbio). Una vez más, el “aiṓn por venir” indica el otro mundo (epì tòn méllonta aiôna), donde los pecadores de hecho serán enviados al pûr aiṓnion, es decir, el fuego que pertenece al mundo futuro; este bien puede durar mucho tiempo, pero no es, para Orígenes, eterno.

En este contexto, parece especialmente significativo que Orígenes llama el fuego de la condenación pûr aiṓnion, pero nunca pûr aḯdion. La explicación es que él no considera que esta llama sea absolutamente eterna: es aiṓnion porque pertenece al siguiente mundo, en oposición al fuego que experimentamos en este mundo presente, y dura tanto tiempo como los aiṓnes en su sucesión. Del mismo modo, Orígenes no habla nunca de thánatos aḯdios, o de castigos, tormentos y similares aḯdia, a pesar de que sí habla de thánatos aiṓnios o muerte en el mundo por venir, y de koláseis aiṓnioi, es decir, el castigo en el mundo por venir.

Orígenes era profundamente docto en la Biblia y la tradición filosófica clásica; lo que es más, él sostenía que la condenación no era eterna, sino que más bien servía para purificar a los malos, quienes al final serían salvos en la apocatástasis universal. Su cuidada utilización de los adjetivos aiṓnios y aḯdios refleja, hemos argumentado, tanto su sensibilidad hacia el significado de este último entre los filósofos griegos, y la distinción que aparentemente se observa en el uso de estos términos en la Biblia. Para Orígenes, esto era una prueba más en la Escritura para la doctrina de la salvación universal.


Para ver todas las partes de esta serie, hacer click aquí.

Categorías: Traducciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.