Reseña de “El poder de la parábola” de John Dominic Crossan (parte 2)

Segunda parte (y final) de la columna del erudito bíblico Greg Carey sobre el libro The Power of Parable [El poder de la parábola] de John Dominic Crossan (primera parte aquí). Enlace original (en inglés) aquí.

No le tema a este libro: Crossan sobre las parábolas y los Evangelios

por Greg Carey

Greg Carey

[…] Ahora bien, ¿qué hay de los Evangelios? Aquí es donde el argumento de Crossan causará controversia en las iglesias – y es un debate que los cristianos harían bien en seguir. Es vergonzoso, pero esta es la verdad: muchos líderes religiosos no comparten lo que saben acerca de los Evangelios. No confían en sus congregaciones: predican y enseñan como si nunca hubieran tomado un curso de estudios bíblicos.

Esto es lo que cualquier estudioso decente del Nuevo Testamento le dirá acerca de los Evangelios, y el libro de Crossan es valioso por señalarlo claramente. Los Evangelios no proporcionan crónicas directas de la enseñanzas y actividades de Jesús. Sus autores nunca pretendieron ofrecer ese servicio. En cambio, los evangelios ofrecen interpretaciones sobre Jesús y su importancia. Con seguridad recurrieron a las tradiciones acerca de lo que Jesús hizo y dijo, pero reformularon (y con frecuencia inventaron) material para promover su verdadera intención, es decir, formar la fe de sus audiencias.

Tenemos espacio para examinar sólo dos ejemplos de Crossan. Mateo incluye el famoso Sermón del Monte, en el que Jesús instruye a sus discípulos a amar a sus enemigos (5:43-48). Un discípulo no debe ni siquiera insultar a otra persona (5:21-26). Sin embargo, Mateo 23 nos presenta a Jesús en una invectiva contra sus adversarios, llamándolos hipócritas una y otra vez, entre otras cosas. ¿Qué pasa? ¿Jesús es inconsistente, o Mateo tiene una intención oculta? Crossan, al igual que la mayoría de los intérpretes, dice que Mateo 23 no refleja las enseñanzas de Jesús, sino un conflicto que surgió décadas después: un conflicto entre los seguidores judíos de Jesús a los que Mateo escribe y otros grupos judíos. La violencia retórica de Mateo refleja esas tensiones posteriores, dice Crossan, no una contradicción dentro de las enseñanzas de Jesús. Desafortunadamente, los 28 capítulos de Mateo funcionan como una parábola de ataque contra las facciones judías rivales, muy lejos de las enseñanzas no-violentas de Jesús y muy lejos de las parábolas-desafío.

Brevemente, un segundo ejemplo. A lo largo de su carrera a Crossan le han fascinado las historias de la resurrección. Sólo la versión de Juan contrapone al anónimo Discípulo Amado con Pedro. Cuando María les cuenta acerca de la tumba vacía, el Discípulo Amado deja atrás a Pedro camino a la tumba, es el primero que ve que está vacía, y es el primero en creer (20:3-9). Si el autor fuera un entrenador de fútbol, diría que el Discípulo Amado “tenía más ganas” que Pedro. No por casualidad, el Discípulo Amado proporciona la autoridad detrás del Evangelio de Juan (21:24-25), una autoridad mayor incluso que la de Pedro.

El libro de Crossan puede inquietar a algunos lectores. Sin embargo, este brillante y humilde erudito está ofreciendo un regalo. Muchos de los relatos de los Evangelios no sucedieron realmente, por lo menos no en la forma en que se les narró. Y los cristianos no deben encontrar inquietante ese hecho. En su lugar, esta toma de conciencia debería liberar a los lectores para percibir niveles de significado más profundos en los Evangelios.

Categorías: Libros, Traducciones | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.