La Biblia dice cosas que no están bien, y negarlo no es la solución

     La imagen va a raíz de la entrevista al historiador y teólogo Marcus J. Borg que publicamos anteriormente, y las muchas interesantes reflexiones que se pueden sacar de ella. Mucha gente se ofende al escuchar que la Biblia está equivocada en algunas de las cosas que dice porque creen que tiene un valor especial  (ya sea como Palabra de Dios o alguna otra forma más difusa de reverencia), pero si realmente están comprometidos con esa opinión entonces es más honesto devocional e intelectualmente asumir que hay cosas en ella que no están bien que simplemente ignorar las partes que no nos gustan. Si piensa que al hacerlo puede perder su fe, hay algunos puntos que pueden servir para iniciar una reflexión:

  • Para el cristianismo tradicional (sí, también los protestantes) la Biblia es una guía para la salvación, por lo tanto no hay que buscar ni esperar encontrar en ella verdades de otro tipo, por ejemplo, científicas. Que la Biblia esté equivocada al considerar aves a los murciélagos (Lev 11:19) parece irrelevante y poca cosa comparado con lo que de verdad importa, ¿no? Quizá también lo sea que el Universo no haya sido creado en seis días hace seis mil años, sino que tenga 13.700 millones de años. Entonces, ¿por qué no aceptar que en eso la Biblia está equivocada? 
  • Hay una serie de principios para la lectura de la Biblia que han demostrado ser más fructíferos y útiles que las lecturas “literales” o “al pie de la letra”. Por ejemplo, considerar siempre la intención del autor al escribir el texto y no asumir que la interpretación correcta es la que nos parece a nosotros. Hay dos dichos que resumen bien este principio: (1) “el texto, sin el contexto, no es más que un pretexto para hacerle decir lo que queremos que diga”; (2) “la Biblia fue escrita para nosotros, pero no directamente a nosotros”. Esto último significa que siempre debemos considerar la cultura y forma de pensar del escritor para entender el significado que él quería entregar, o si no además de distorsionarlo no vamos a entender nada.

  • Pero incluso cuando aplicamos principios de interpretación hay cosas con las que no podemos estar de acuerdo, como los ejemplos de la foto arriba (o Salmos 137:8-9). Lo único decente en esos casos, me parece, es rechazarlos de plano, y entender que si aparecen en el texto bíblico se debe a que sus escritores eran humanos, y como tales se equivocaban. La esclavitud en el Mundo Antiguo era algo que simplemente se daba por hecho; la violencia hacia la mujer es frecuente en las culturas patriarcales (hasta el día de hoy). Una forma básica de tratar esos textos problemáticos es aplicar la regla de oro, ponernos en el lugar del otro, y darnos cuenta de que también podemos aprender de los errores de la Biblia (al respecto ver: ¿Qué hacer con el problema de la violencia en los textos de la Biblia?).
  • Por último, insisto con el tema que ha aparecido en los últimos posteos: una doctrina de la inspiración divina no es necesariamente incompatible con la presencia en el texto bíblico de errores o cosas que están equivocadas (de hecho, parece casi imposible que no los tenga, y eso está bien). Para algunos cristianos que se asoman al tema esto es motivo de mucha preocupación y hasta rechazo, pero buscar la verdad implica seguirla aunque nos lleve a formas de pensar que no nos agradan (¿todavía?). Si ese es el motivo por el cual le cuesta aceptar aunque sea la posibilidad de que la Biblia esté equivocada, depende de usted ser fiel a sus convicciones. Se puede vivir feliz y contento sin preguntarse jamás nada sobre estos problemas, pero si uno se toma su fe en serio una vez que nos planteamos la pregunta no podemos seguir como si no pasara nada.

Respecto a este tema ver también la columna ¿Errores y contradicciones en la Biblia? del biblista argentino Ariel Álvarez Valdés, y el libro de Gordon Fee y Douglas Stuart La lectura eficaz de la Bibliaque pueden descargar en el enlace. Hasta la próxima.

Categorías: Editorial | Etiquetas: , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “La Biblia dice cosas que no están bien, y negarlo no es la solución

  1. Lo del post es verdad en muchos casos, pero el caso de los días de la Creación no lo considero un error. Hay que tomar en cuenta este pasaje es un himno o poema, su lenguaje es lírico. no científico. Por otro lado, la palabra hebrea que se traduce día, es “yom”, que tiene diversos usos, entre ellos un tiempo indefinido, una era, y otros.
    El pasaje está enseñando algo: Que fue Elohim el autor de la Creación, y que lo hizo con un orden lógico. De ser así no hay ningún error aquí.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.