Extracto de “The Greatest Prayer” de John Dominic Crossan

En el post anterior John Dominic Crossan afirma que el Padrenuestro es la más grande y la más extraña de las oraciones cristianas. Este extracto de su libro The Greatest Prayer ejemplifica esa doble condición. En futuras entregas seguiremos revisando el mensaje de este interesante libro (Nota: traducción desde la edición en inglés).

“El Padrenuestro es la oración más grande del Cristianismo. Es también la oración más extraña del Cristianismo. Es rezada por todos los cristianos, pero nunca menciona a Cristo. Es rezada en todas las iglesias, pero nunca menciona a la iglesia. Es rezada todos los domingos, pero nunca menciona al domingo. Es llamada Oración del Señor, pero nunca menciona al “Señor”.

Es rezada por los cristianos fundamentalistas, pero nunca menciona la inerrancia inspirada de la Biblia, el nacimiento virgen, los milagros, la muerte expiatoria, o la resurrección corporal de Cristo. Es rezada por los cristianos evangélicos, pero nunca menciona al evangelium, el Evangelio. Es rezada por los cristianos pentecostales, pero nunca menciona éxtasis o Espíritu Santo.

Es rezada por cristianos congregacionales, presbiterianos, episcopalianos y católicos romanos, pero nunca menciona congregación, sacerdote, obispo o Papa. Es rezada por cristianos que se separan unos de otros por esta o aquella doctrina, pero nunca menciona a ninguna de esas doctrinas. Es rezada por cristianos que se centran en el sacrificio sustitutorio que expía el pecado humano, pero nunca menciona Cristo, sustitución, sacrificio, expiación o pecado.

Es rezada por cristianos que se centran en la vida futura en el cielo o en el infierno, pero nunca menciona la vida futura, el cielo o el infierno. Es rezada por cristianos que enfatizan lo que nunca menciona, y también rezada por cristianos que ignoran lo que sí menciona.

Se podría responder, por supuesto, que eso no tiene nada de extraño. Es, podría decirse, una oración judía del Jesús judío; por lo tanto no hay presente nada cristiano o siquiera judeo-cristiano. Pero ya eso nos invita a plantear la pregunta de la extrañeza una vez más. No menciona convenio ni ley, Templo o Torá, circuncisión o pureza, etc.

¿Qué tal si el Padrenuestro no es ni una oración judía para judíos, ni tampoco una oración cristiana para cristianos? ¿Qué tal si es – como sugiere este libro – una oración desde el corazón del Judaísmo, en los labios del Cristianismo, para la conciencia del mundo? ¿Qué tal si es – como sugiere este libro – un manifiesto radical y un himno de esperanza para toda la humanidad en un lenguaje dirigido a toda la Tierra?” (1)

Notas:

(1) Crossan, John Dominic, The Greatest Prayer: Rediscovering the Revolutionary Message of the Lord’s Prayer, HarperOne, 2010, pp. 1-2 (enlace aquí).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s