Todavía más sobre el “Evangelio de la esposa de Jesús”

     Ha pasado más de una semana desde el anuncio del fragmento de papiro que menciona a la esposa de Jesús, y tanto se ha estado escribiendo al respecto que es difícil seguir el debate día a día, incluso hora a hora. Para ponerse al tanto de la discusión (principalmente entre los blogs de distintos especialistas de Estados Unidos) pueden visitar el blog de James F. McGrath (aquí, aquí y aquí), Evangelical Textual Criticism (aquí y aquí), y el blog de Daniel B. Wallace (aquí). En castellano, Mike Van Treek hace un excelente resumen de la situación y la relación del Evangelio de la esposa de Jesús con otros textos como el Evangelio de Tomás y el Evangelio de Felipe (aquí).

     Inmediatamente después del anuncio de Karen King  se levantaron dudas entre los especialistas respecto a la autenticidad del fragmento. Christian Askeland, escribiendo desde el congreso de la International Association of Coptic Studies, en Roma, dijo que dos tercios de los presentes estaban escépticos respecto a su autenticidad, y un tercio estaba convencido de que era falso (Fuente). Esas impresiones se han mantenido, y diversos especialistas en manuscritos antiguos y en lengua copta han analizado los puntos problemáticos que permiten sospechar de la autenticidad del fragmento.

     La misma Karen King fue la primera en reconocer que se tuvieron dudas iniciales respecto al documento pero que se lo consideró suficientemente bueno como para exponerlo a las consideraciones de la comunidad académica, y es eso lo que está ocurriendo hasta ahora. El punto en donde se coincide que se equivocó fue en hacerlo público antes de tener los resultados de las pruebas de tinta. Si los análisis demuestran que la tinta es moderna el caso se cerraría; y aunque incluso si la tinta fuera antigua aquello podría no ser totalmente concluyente, por lo menos sería un primer paso necesario para considerar la posibilidad de que sea auténtico. Si realmente la tinta es antigua se haría más fácil defender esa posibilidad de autenticidad, incluso frente a las anomalías que se han hecho notar, porque, por ejemplo, ¿por qué un falsificador lo suficientemente sofisticado como para conseguir un trozo de papiro antiguo y además tinta antigua escribiría con letras tan desiguales de una forma que atraería sospechas? Sería igualmente posible, en principio, que quien originalmente lo haya escrito (en el siglo IV d.C.) no fuera una persona con una alta calificación en escritura, y por lo tanto lo hiciera con letra desigual y hasta con errores de gramática, como nos podría ocurrir incluso a nosotros en caso de escribir sin los materiales adecuados y, por ejemplo, con prisa.

     El clima actual, sin embargo, parece muy contrario a la autenticidad del fragmento, y se afirma ya que es falso aunque todavía falte para tener certeza al respecto. Tanto así que este miércoles 26 corrió la noticia de que la Harvard Divinity School no publicaría el artículo de King el próximo mes de enero como se había anunciado, lo que se desmintió más tarde ese mismo día. En este estado de cosas, lo más lógico es reconocer que no hay todavía elementos definitivos para emitir un jucio, y dejar que las investigaciones sigan avanzando.

     Para cerrar, dos reflexiones finales. La primera es que da la impresión de que hay cierta molestia sobre todo respecto a la forma en que Karen King presentó el papiro, particularmente su trato con la prensa (por ejemplo, el video de Askelund arriba). Es evidente que hay elementos para dudar de la autenticidad del fragmento, pero quien haya tenido la experiencia de conocer cómo funcionan los círculos académicos sabrá que los celos y rivalidades no son poco frecuentes, y King ha atraido mucha prensa y publicidad hacia su trabajo. Lo segundo es que gracias a esa publicidad y a las redes sociales ha sido posible seguir casi “en vivo y en directo” las discusiones de los especialistas de una forma en que no se hubiera pensado antes. Es de esperar que se repitan estas instancias.

Categorías: Editorial | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.