“La Biblia es más que la suma de sus partes”. Entrevista a Richard E. Friedman

La siguiente entrevista a Richard E. Friedman, publicada en el sitio beliefnet.com en 2004, complementa los puntos revisados anteriormente respecto a la formación del Pentateuco a partir de las fuentes J, E, P y D; y permite tener una idea de las posturas personales del autor respecto al tema. (Enlace original, aquí).

El Equipo Editorial detrás de la Biblia

¿Quién escribió los primeros cinco libros de la Biblia ?

Por http://www.beliefnet.com

Richard E. Friedman

-En su introducción, usted dice que su trabajo – identificando y separando los diferentes autores de los primeros cinco libros de la Biblia – no tiene la intención de producir crisis de fe. Obviamente, hay gente con una firme convicción sobre el autor de la Biblia. ¿Cuál es el papel de la inspiración divina aquí?

Algunos de los primeros estudiosos de la Biblia que se preguntaron quiénes eran los autores decían: “Bueno, no fue una sola persona, no fue Moisés quien escribió los primeros cinco libros”- incluso siendo piadosos rabinos, sacerdotes o ministros. Su respuesta fue: “Está bien, no fue Moisés quien los escribió, fueron otras personas, pero aún así vino de Dios.” Hoy en día, hay judíos y cristianos religiosos que adoptan ese mismo punto de vista: que todavía podrían ser de origen divino. Pero para otros, este es un punto de vista problemático e inaceptable. Se inclinan por la tradición de que fueron dictados por Dios a Moisés en el Sinaí. Así que, sí, para ellos es un tema complicado.

Mi propósito es poner la evidencia delante de todos, para que puedan argumentar a favor o en contra de ella. El propósito no es hacer daño. La gente se imagina que todo el tiempo estoy siendo atacado por los cristianos fundamentalistas y los judíos ortodoxos, pero en realidad no es así. Nos mantenemos en un respetuoso desacuerdo.

-Su nuevo libro, “La Biblia con sus fuentes reveladas”, habla de los diferentes autores de los primeros cinco libros de la Biblia. ¿Quiénes son estos autores?

Las principales y más extensas fuentes son los textos J y E, llamados así porque, entre las muchas diferencias entre ellos, cada uno tiene una idea diferente acerca de cuándo el nombre de Dios, Yahveh, fue conocido por la humanidad.

Uno de ellos tiene la idea de que el nombre “Yahveh” era conocido desde los primeros tiempos, y se llama J, debido a la palabra alemana Jahwe (los eruditos bíblicos alemanes desempeñaron un papel prominente en la identificación de J).

La otra fuente entiende que el nombre de Dios no se reveló hasta muy tarde, en la época de Moisés, así que hasta ese momento Dios era conocido como Dios, que en hebreo es Elohim. Es por eso que es llamada E.

Esas dos fuentes provienen de un periodo muy temprano de la historia israelita. Sabemos esto por varias razones, sobre todo porque utilizan un hebreo más antiguo que las otras partes de los cinco libros.

-¿Como el inglés de hoy comparado con el de Shakespeare o Chaucer?

Exactamente. Se encuentran así de alejados de algunas de las partes más tardías de la Torá. De vez en cuando se escucha a algún estudioso de la Biblia sugerir que J y E son textos tardíos, pero eso es como si mientras usted y yo hablamos yo de repente dijera  “de cierto os digo”.

En el libro, hemos utilizado diferentes colores y tipos de letra, cursiva, negrita –  lo que sea que haga más fácil que la gente lea una oración cualquiera de los primeros cinco libros de la Biblia y sepa qué fuente que están leyendo.

-J y E contienen la mayoría de las historias del Génesis con que estamos familiarizados: la Creación, el Diluvio, etc, ¿no?

Sí, muchas de las historias más famosas aparecen por primera vez en J y E. J tiene las historias del Diluvio, Adán y Eva, Caín y Abel, la Torre de Babel. E tiene el sacrificio de Isaac. Así que los dos juntos forman una gran colección de historias. La hipótesis es que Tierra Santa estuvo dividida en dos desde 922 a 722 aC, con Israel en el norte y Judá en el sur. La versión de E de las historias vino del reino del norte, y la versión J del reino del sur.

-¿Los escritores de estos reinos tenían agendas diferentes?

Sí. El autor de J no era sacerdote. El autor de E era un sacerdote, pero de un grupo de sacerdotes levitas que remontaban su ascendencia hasta Moisés. En la fuente E, el becerro de oro es hecho por Aarón. Aaron es el antepasado de los sacerdote prominentes en Judá, que había excluido a los otros levitas del sacerdocio.

-Mientras que la fuente de J no cuenta la historia del becerro de oro.

Con la destrucción del reino del norte de Israel en el año 722 aC, ya no había dos países, sino uno. Poco después de esos eventos, los dos textos, J y E, fueron fusionados por un redactor al que llamamos RJE.

Si usted lee J y E juntos, tal como los dispuso RJE, y saca todo lo demás de la Biblia, se leen casi como un texto continuo.

-¿No hay demasiadas superposiciones o contradicciones?

Hay algunos dobletes realmente interesantes entre las dos – por ejemplo, en ambas Abraham le dice a un rey extranjero que su esposa Sara es su hermana. A continuación, se descubre el engaño y el rey envía a Abraham lejos como compensación por el insulto hacia él. A veces se duplican, pero con diferencias.

Otras veces son completamente diferentes. E tiene el sacrificio de Isaac y el becerro de oro, pero J no. En cambio, J tiene la historia de los tres visitantes a Abraham, que E no lo hace.

Cuando J y E se unen se leen como una historia continua, lo que significa que el editor cortó partes de J y partes de E pero creó algo que podría funcionar como una historia continua para cualquier lector. Fue el segundo más brillante trabajo de edición de la Torá.

Pero ahora imagine que usted es un sacerdote en Jerusalén que traza su linaje hasta Aarón, el primer Sumo Sacerdote. Y hay una proto-Biblia circulando que dice que su ancestro fabricó el Becerro de Oro, y que quien estaba a cargo era Moisés.

Así, una tercera fuente, una tercera versión de las historias fue compuesta en este punto por un sacerdote para…

-¿Apoyar a ese grupo de sacerdotes?

Exacto. Duplica muchas de las historias, pero las narra desde un punto de vista diferente. Y por cierto no duplica la historia del Becerro de Oro.

Debido a que tiene esta perspectiva sacerdotal, esta fuente es llamada P [en inglés: Priestly]. Está escrita intencionalmente como una alternativa a la versión de JE. JE dice a menudo “y el Señor habló a Moisés”. P dice “y el Señor habló a Moisés y a Aarón”.

A veces esto es llamado un “fraude piadoso”, pero yo no creo para nada que esta persona cometiera un fraude. Él intentaba contar la historia de la forma en que él la comprendía, en una forma que no resultara hiriente para su grupo.

-¿Cómo se relacionan estas fuentes con las distintas historias de la Creación en Génesis?

La historia de la Creación de J se enfoca mucho en la Tierra, y comienza en Génesis 2:4 con “el día que Yahvé hizo la tierra y los cielos”. Pero la versión de P, que actualmente está en Génesis 1, dice “en el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Es más como mirando hacia abajo desde el cielo. La historia más antigua de la Creación mira hacia arriba desde la Tierra.

En la historia de la Creación de J, no se menciona la creación del sol, la luna y las estrellas. Mientras que la versión sacerdotal de P comienza con la creación de la luz, el firmamento, el sol y la luna en el cielo, los mares… es más una imagen universal.

-¿Qué otras diferencias hay entre las fuentes más antiguas y las más recientes?

En Éxodo 17, cuando Moisés golpea la roca en Meriba. En la versión de E de esa historia el pueblo está sediento, así que Dios le dice a Moisés que se pare sobre un peñasco en Horeb, al pie del Monte Sinaí, y que la golpee y el agua brotará. Moisés lo hace, y en el texto dice que en ese momento Dios está de pie sobre el peñasco. El agua fluye y Moisés ha hecho algo bueno.

La versión sacerdotal de esa historia (P), que es más favorable a Aarón y menos favorable a Moisés, está en Números 20. Allí, Dios dice a Moisés que le ‘hable a la roca’. En lugar de eso Moisés golpea la roca. Moisés dice al pueblo “les haremos salir agua de esta peña”, mientras que presumiblemente debería haber dicho “Dios hará salir agua”, y es considerado el gran pecado en la vida de Moisés.

-El pecado que deja a Moisés fuera de la Tierra Prometida.

Sí. Y a Aarón, que en la versión sacerdotal sufre por el pecado de Moisés. Cuentan las historias, pero desde perspectivas diferentes.

-Usted mencionó a Dios de pie sobre la roca. Su libro dice que el antropomorfismo es una forma de diferenciar las fuentes – algunas fuentes no lo usan.

J y E tienen mucho más cosas de ese tipo: Dios está de pie sobre la roca, en J Dios camina en el Edén y hace las ropas de Adán y Eva, en J Dios cierra personalmente el arca. En J y E hay ángeles, pero no en P.

-¿Por qué no hay ángeles?

Para P no debe haber ningún intermediario entre Dios y los humanos excepto los sacerdotes. La palabra profeta no aparece nunca en P, excepto una vez en que se refiere en forma figurada a Aarón. No hay profetas, jueces, ángeles, animales que hablan, ni sueños. Mientras que en J y E está la famosa historia de Jacob soñando con la escalera, y José interpretando los sueños del Faraón y los suyos propios.

De modo que hay un sentimiento distinto al de la fuente sacerdotal. En la fuente sacerdotal, el camino hacia Dios es llevar un sacrificio al sacerdote.

-Usted tradujo las fuentes en el orden en que fueron escritas. ¿Cómo fue eso?

Me hice una idea de esos autores como personas, así como cuando uno tiene un autor favorito.

Cuando uno las lee en orden se percibe la belleza de cada una. Es como ver un video en cámara lenta de una flor abriéndose. Uno ve a la Biblia convertirse en la Biblia.

-¿Cuál es la evidencia más fuerte a favor de la hipótesis de las fuentes múltiples?

Para mí, es un empate entre dos cosas: la evidencia lingüística – el hebreo de los diferentes periodos que diferencia a las fuentes. Coincide con la idea que tenemos de cuándo fueron escritas las distintas fuentes. Es casi como las matemáticas: los  prejuicios personales de cada especialista no tienen lugar. Es una evidencia más clara que la mayoría.

El otro gran elemento es la convergencia de tantas líneas diferentes de evidencia. No es que haya historias dobles, porque podemos explicar eso como que es la intención del autor. Y no es que a Dios se le llame “Dios” en algunos capítulos y “Yahvé” en otros, porque obviamente podemos llamar a las personas a veces por su nombre y a veces por su profesión, por ejemplo.

Es que cuando se separan las distintas fuentes, las palabras para Dios siempre aparecen en el lugar correcto. Las distintas palabras para Dios aparecen unas 2.000 veces en los cinco libros de Moisés, y el número de excepciones en que dice “Yahvé” donde debería decir “Dios” es de 3.

-Ud. dijo antes que el editor de J y E hizo el “segundo mayor trabajo de edición” en la historia de la Torá. ¿Cuál es el mayor?

Tenemos a J y E, a P escrita como una alternativa, y otra fuente, D (prácticamente todo el libro de Deuteronomio, que fue escrito por alguien más.

Pero luego apareció alguien alrededor de 450 a.C., el redactor de la obra completa, quien probablemente fue Esdras, como argumenté en el pasado. Él – “R” – las juntó todas.

Cuando uno lee J o E individualmente, se leen como una historia continua. Si uno lee sólo P también se lee casi como una obra continua, apenas con algunas interrupciones. Lo que significa que esta última persona, este redactor que llamamos R…

-¿Tuvo que ensamblar tres cosas que funcionaban bien por separado?

Exacto. El las juntó sin casi eliminar una palabra. Es uno de los grandes logros de edición literaria de la historia, por cualquier persona. Él las juntó tan bien que el resultado no sólo fue satisfactorio, sino amado. Es el libro más exitoso y poderoso del mundo, 2.500 años después que lo hizo.

La ironía es que haya tomado el texto combinado JE, y luego P, que fue escrito deliberadamente como una alternativa a JE, y los haya unido y hecho funcionar tan bien juntos. Más allá de que se trata de la Biblia, es un gran logro humano por donde se lo mire.

-Ud. dice que la Biblia es más que la suma de sus partes.

Cuando uno las ve unirse así, se añade profundidad al aprecio hacia el libro. El todo es más que la suma de sus partes. Veamos un ejemplo: en Génesis 1, Dios crea a los seres humanos a imagen divina. Como mínimo, eso significa que los seres humanos participan en los divino en una forma que un gato no.

Después, en Génesis 3, cuando la serpiente intenta que los humanos coman del árbol, usa esa idea. Lo que dice es “si ustedes comen del árbol, serán como Dios”, que presumiblemente es una frase que no funcionaría con un gato, porque un gato no aspira a ser como Dios.

Entonces uno dice “un momento, Génesis capítulo 1 – la creación a la imagen divina – está en P, y la serpiente hablando a Adán y Eva está en J.” Entonces, ningún autor tuvo la intención de que esto ocurriera, y uno no puede decir siquiera que el Redactor tuvo la intención de que esto ocurriera, porque él incluyó completos tanto a J como a P, poniéndolas una al lado de la otra lo mejor que pudo. Así que en un sentido muy real, la Biblia no sólo se vuelve más grande que cada uno de sus autores, sino más grande que todos ellos juntos.

-En cierto sentido, ese es un tipo de inspiración divina.

Un fundamentalista podría ver eso y decir que sí. Y algunos de mis estudiantes más religiosos lo han dicho.

Cuando uno lee la Biblia de esta forma, uno la ve no sólo como el genio de una persona una vez, sino como el genio de una comunidad completa, durante casi mil años.

Categorías: Entrevistas, Traducciones | Etiquetas: , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en ““La Biblia es más que la suma de sus partes”. Entrevista a Richard E. Friedman

  1. RODEMIL

    Yo y el pueblo no necesitamos saber como es el nombre del Dios en que creo, si Eloim o Javhe. Me basta con que la palabra diga que es el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Aquel Dios que liberó a Su pueblo de la escalvitud de Egipto, la esclavitud de Ra, del paganismo reptiliano, que abrió el mar de dificultades que Satanás impone, el Dios que castiga el pecado aunque haya sido de Moisés.
    El creer en Dios no significa que al morir llegaremos de inmediato a la Tierra prometida o al cielo que nos habla el Cristianismo.
    Los teóricos de hoy, los fariseos de antes, lo que hacen con sus dicusiones son confundir al Cristiaano y favorecer a los reptilianos

    Cristo vencerá.

    Me gusta

  2. Pudiese ser asi aunque no en el extremo creo que dar paso al extremismo y entonces nos quedamos aqui, metido en discuciones vanas en pos del texto, ciertas cosas las podemos discutir conforme a lo entendido y ciertas no, creo que esta se puede discutir coherentemente hay indicios que asi sea, o tambien por otra parte la Teologia nos podria profundizar en mucha ayuda sobre el uso de ciertos terminos y una posible relación muy estrecha a lo relacionados en palabras de nustros Señor, la hipercritica por otro parte solo juzga en parte, pero en otra desconoce como por ejemplo el complumiento profetico etc, pero la verdad es que las fuentes mismas son escasas habeces hasta especulativas me refiero a la historia en la Arqueologia sera posible que encontremos evidencia de 4,000 a 6,000 años atras sin que allan sufrido deformaciones sabemos coherentemente que esto es asi muestra de ello son todas las Arquiologia Egypcia que se ha encontrado y hasta el dia de hoy al menos un millar de libros narran los hechos de manera diferente entre mas avanza el tiempo mas dificil se hace la busqueda de una supuesta verdad ?
    Heb. 11:3 Por la fe entendemos que el universo fue preparado por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve no fue hecho de cosas visibles.

    http://www.gotquestions.org/JEDP-theory.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.