¿Qué son los textos ‘J’, ‘E’ y ‘P’ del Génesis?

Para ver en acción algunos aspectos de la Hipótesis Documentaria que hemos presentado hasta ahora, ofrecemos la traducción de un instructivo texto en donde L. Kip Wheeler analiza las historias de la creación de Génesis  1 y 2.
El texto completo (en inglés) aquí.

¿Qué son los textos ‘J’, ‘E’ y ‘P’ del Génesis?

Por L. Kip Wheeler

Para entender a lo que se refieren los expertos cuando hablan de los textos ‘J’, ‘E’ o ‘P’ del texto del Génesis ayuda si nos fijamos en los dos primeros capítulos del Génesis, que ilustran el tema. Si notamos en primer lugar algunas rarezas en el texto, se hace más fácil ver cómo los investigadores han formulado las ideas de los textos ‘J’, ‘E’ y ‘P’.

     Para comenzar, desde que la crítica textual y sus técnicas sistemáticas para el análisis de los manuscritos antiguos empezaron a estar disponibles, en los siglos XVIII y XIX (e incluso antes en lecturas no académicas desde el Renacimiento), muchos lectores han notado algunos detalles extraños en el libro que llamamos Génesis. La primera parte de Génesis (1:1 – 2:3) difiere de las partes que siguen (Génesis 2:4 – 3:23) en formas interesantes.

1. En primer lugar, cada una de estas dos secciones de Génesis contiene una introducción diferente a la historia de la creación. Génesis 1 se inicia con la elocuente y citable, En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

El texto llega a su fin en Génesis 2:1, donde la voz narrativa anuncia: “Así quedaron terminados los cielos y la tierra, y todo lo que hay en ellos.” Finis. Fin. Sin embargo, una segunda introducción aparece en Génesis 2:4: “Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos, y toda planta del campo antes que fuese en la tierra…” Esto en parece un poco redundante – al menos en la superficie. Parece sugerir una segunda historia de la creación en lugar de sólo una.

2. Las secciones también difieren en el género literario. Una está escrita en poesía y la otra está escrita en prosa. Génesis 1:1 – 2:3 es un texto poético. Está escrita de acuerdo a una métrica y, probablemente, el escritor (o escritores) pretendía que fuera cantada como un himno. La rima no es tan importante en la poesía hebrea, pero los poemas hebreos suelen utilizar la repetición, el quiasmo, el paralelismo, y otros esquemas y figuras retóricas. El texto de Génesis 1 texto utiliza un “estilo elevado” y los recursos artísticos comunes a la poesía hebrea – especialmente la catacresis, la anáfora, y el paralelismo. Para indicar estas cualidades artísticas aquí, la mayoría de las traducciones NVI reproducen el texto con una sangría francesa para indicar la estructura poética. Cada sección comienza con una anáfora: “Y dijo Dios…” Cada sección termina con una epístrofe: “Y fue la tarde y la mañana el día…” Asimismo, después de los primeros dos días, tenemos la repetición artística de la frase “Y vio Dios que era bueno”, que conduce a un crescendo final “y era muy bueno” en Génesis 1:31. Esta estructura es poesía de alta calidad en el mejor estilo hebreo.

Esto contrasta con lo que sigue. Génesis 2:4-3:23 no es un texto poético. Está escrito en prosa, no en verso – sin una métrica. No utiliza la anáfora y el paralelismo de la misma manera que la primera sección. Para indicar el carácter no-poético del texto aquí, la mayoría de las traducciones NVI dividen el texto en párrafos. En términos de recursos literarios, los principales esquemas y figuras literarias son juegos de palabras, que en hebreo proporcionan etimologías populares. Por ejemplo, la voz narrativa nos dice que la humanidad (la palabra hebrea adam) se llama adam porque Dios la hizo a partir de adamah (tierra o polvo). La etimología popular ofrece una etiología que explica por qué la palabra “mujer” en hebreo suena tan parecido a la palabra hebrea para “hombre”.

3. En parte debido a la diferencia entre los recursos poéticos y juegos de palabras, y en parte debido a los cambios en la dicción, el tono de cada pasaje es muy diferente. En el pasaje de Génesis 1, la dicción es grandilocuente – diseñada para enfatizar la majestad y el carácter ordenado de la creación. En Génesis 2:4 y siguientes, el tono se vuelve más familiar – más “campechano” y simple. Nos hemos alejado de la grandeza de los cielos donde el espíritu incorpóreo de Dios se cierne sobre las aguas, a un entorno más pequeño – el barro y la suciedad de un jardín en el que nos encontramos con Dios formando a los hombres del barro y donde los animales como la serpiente pueden hablar en el mejor estilo de las fábulas de animales.

4. En cuarto lugar, Génesis 1:1 – 2:3 trata el asunto de la creación de forma diferente que en Génesis 2:4 y siguientes. En Génesis 1:27, Dios crea al mismo tiempo varios hombres y mujeres en el sexto día, y lo hace por medio del habla:

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Contraste esta parte con la sección que sigue a Génesis 2:4, donde leemos un relato de la creación diferente: “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.” (Génesis 2:7). Aquí, en lugar de una deidad abstracta y trascendental que sin esfuerzo habla a la humanidad a la existencia, tenemos un Dios que trabaja en el suelo y esculpe un único humano varón de la tierra, en lugar de uno que ordena a la propia tierra producir seres vivos. Dios, tal como se describe en este pasaje, utiliza una especie de RCP divino para infundir su esencia sagrada a la humanidad. Para crear a la mujer, en vez de hacer varios hombres al mismo tiempo con varias mujeres diferentes, Dios en Génesis 2:21-22 extrae una costilla de Adán y forma a Eva de esa parte del cuerpo – pero sin soplar su esencia directamente en ella.

Los actos de la creación caracterizan a Dios de forma diferente en cada sección, lo que sugiere una diferente perspectiva o actitud hacia Dios. En Génesis 1:1 – 2:1, el Espíritu de Dios no necesita esforzarse para crear el cosmos – solamente hablar. Es un abstracto, remoto, omnipotente y grandioso Dios que se mueve sobre las aguas. La creación ocurre sin esfuerzo.

Cuando llegamos a Génesis 2:2, sin embargo, tenemos un Dios que puede cansarse y necesita descansar: “y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.” En lugar de presentar la deidad remota y omnipotente que aparece en Génesis 1, esta sección de Génesis describe a un Dios que necesita ayudantes como Adán para cuidar su creación. Esta descripción caracteriza a Dios de una forma más terrenal, más física. En vez de hablar para que el Edén llegara a ser, él planta el jardín (Génesis 2:8). Además, siente compasión por la solitaria humanidad (en hebreo adam), por lo que le prepara una ayudante (Génesis 2:20-21). Este Dios camina a la sombra del jardín (pero sólo va a pasear cuando el día es fresco, como nos dice Génesis 3:8 – ¿al parecer para evitar el calor?) Además, el texto caracteriza a Dios como limitado en percepción más que omnisciente. Cuando Adán y Eva se esconden de Dios, Dios parece que no puede encontrarlos, así que Dios lo llama para que se muestre (Génesis 3:9). Es una notable diferencia en la voz narrativa y en la caracterización.

5. La secuencia de qué se crea cuándo, parece ser un poco diferente en cada reporte. En Génesis 1:1 – 2:3, la secuencia es la siguiente:

•    Día uno: La luz o “Día” es separada de la oscuridad o “Noche”. Tenemos que pasa una noche y una mañana (aunque el sol y la luna aún no han sido creados, ni tampoco hay tierra firme para ser una tierra girando).
•    Día Dos: Una extensión o barrera (el firmamento) es hecha para separar y mantener aparte las “aguas arriba” de las “aguas de abajo”. Pasa otra noche y otra mañana.
•    Día Tres: Dios separa las “aguas de abajo” de la tierra seca. Las “aguas de arriba” son dejadas en algún lugar sobre el firmamento. El mismo día, Dios le ordena a la tierra para producir vegetación incluyendo árboles productores de semillas, y plantas (aunque el sol no se ha creado para la fotosíntesis). Pasan otra noche y otra la mañana.
•    Día Cuatro: Son creados el sol, la luna y las estrellas. Pasan otra noche y otra mañana.
•    Día Cinco: Son creadas las criaturas acuáticas y las aves. Pasan otra noche y otra mañana.
•    Día Seis: Son creadas todas las criaturas terrestres incluyendo el ganado “y todo animal que se arrastra sobre la tierra.” Luego, Dios hace a los humanos. Pasan otra noche y otra mañana.
•    Día Siete: Dios descansa de sus labores.

El reporte arriba, de Génesis 1:1 – 2:3 contiene elementos muy similares a las historias de la creación mesopotámica que se encuentran en La Epopeya de Gilgamesh y otros textos. Toma ideas del firmamento comunes tanto en la cosmología egipcia como en la mesopotámica, pero reestructura la creación de modo que sea el trabajo de una sola deidad en lugar de un esfuerzo combinado de varios dioses en conflicto. Al igual que las historias egipcias y mesopotámicas de la creación, comunes en el siglo VIII a.C., se asume una caótica oscuridad acuosa como el estado original del cosmos.

La secuencia de la creación y los detalles desde Génesis 2:4 en adelante difieren significativamente. Aquí hay una tabla adaptada de la página 90 del libro de Gabel y Wheeler The Bible as Literature para ilustrar las diferencias:

Génesis 1:1– 2:4

Génesis 2:4b–3:24

La Creación se divide en días.

No se mencionan días ni otros periodos de tiempo.

La Creación tiene un alcance cósmico.

La Creación tiene que ver solamente con la Tierra.

Los animales son creados antes que el hombre.

El hombre es creado antes que los animales.

Los animales son parte del diseño cósmico (junto a las plantas y todo lo demás).

Los animales son creados con un propósito limitado: para hacer compañía al hombre, o ser “una ayuda” – aunque resultan ser no aptos para Adán, lo que obligó a Dios a hacer a Eva.

El hombre debe dominar al
mundo.

El hombre sólo debe hacerse cargo del Edén y, presumiblemente, nunca dejarlo.

La mujer es creada
simultáneamente con el hombre.

La mujer es creada después, y a partir del cuerpo del hombre.

No se le da nombres a las
criaturas.

Todas las criaturas,
incluidos el hombre y la mujer, reciben nombres.

Sólo la deidad habla.

Cuatro hablantes participar
en el diálogo
, uno de ellos un animal.

La deidad santifica un
día de la semana.

La deidad prohíbe comer del árbol de la vida.

Según los estudiosos del hebreo, las diferencias en la dicción de cada pasaje contrastan fuertemente en tono (Gabel 90). Incluso en la traducción, sin tener en cuenta el original hebreo, el lector moderno puede ver diferencias significativas en la voz narrativa. La voz narrativa en Génesis 1-2:3 es solemne, digna, precisa y organizada. No desperdicia palabras. Es un poeta de gran habilidad. Su enfoque de Dios es trascendente. La voz narrativa en Génesis 2:4 es también habilidosa, pero de una manera diferente. Se centra mucho más en detalles prácticos y apela a imágenes vivas y concretas. En términos antropomórficos, describe a Dios haciendo la creación con sus manos, como un alfarero modelando la arcilla. (La palabra hebrea usada, yatsar, es el mismo verbo hebreo que se usa para los alfareros humanos moldeando o dando forma a una vasija, como hacen notar Gabel y Wheeler). La voz narrativa en la primera mitad está preocupada, en última instancia, en demostrar orden sobre el caos, el texto hace hincapié en que la creación es una construcción planeada y ordenada por Dios en lugar del caótico subproducto de las riñas entre varios dioses, como en otras historias de la creación de la misma época. En cambio, la voz narrativa en la segunda sección se ocupa de las etiologías – ¿por qué es necesario el trabajo agrícola? ¿O el dolor en el parto? ¿Por qué las serpientes se arrastran? ¿Por qué en hebreo palabras como tierra y hombre suenan igual?

Estas diferencias hacen parecer como que podría haber dos historias de la creación en el Génesis – posiblemente escritas por dos (o más) autores diferentes y, posteriormente, compiladas por un único creyente.

6. Otro factor que distingue a los dos pasajes es la forma en que cada uno se refiere a Dios, y la datación de sus respectivos vocabularios. Algunos pasajes se refieren a Dios por el nombre Yahvé, pero otros se refieren a Dios usando el nombre plural Elohim (“los Señores”) – a veces, poniendo verbos en singular a este sustantivo en plural. En el siglo XVIII, H. B. Witter y Jean Astruc sugirieron que estos términos no están siendo utilizados de manera indiscriminada, sino que los términos coinciden con las contrastantes historias de la creación del Génesis que hemos señalado arriba (y en otros pasajes en el Génesis y la Biblia hebrea). El primer relato de la creación (Génesis 1:1 – 2:3) se refiere a Dios siempre y únicamente como Elohim. El segundo relato de la creación siempre se refiere a Dios como Yahvé, o Yahvé Elohim, pero nunca como Elohim solo. Estos cambios en la dicción siempre coinciden con el patrón de las otras diferencias mencionadas anteriormente – sugiriendo una vez más dos fechas lingüísticas diferentes o por lo menos dos autores distintos.

¿Qué hacemos con estas diferencias? ¿Qué sugieren acerca de la autoría del Génesis? Los eruditos bíblicos creen hoy en día que indican que varias personas escribieron los relatos de la creación, y mucho más tarde estos relatos fueron unidos en el libro que actualmente llamamos Génesis.

Antes del Renacimiento, los cristianos asumían que una sola persona escribió todos los cinco primeros libros de la Biblia – el Pentateuco del Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio. La creencia tradicional judía y cristiana asumía que Moisés escribió estos libros para los israelitas. Esta idea se conoce como la “Autoría de Moisés.” Los escritores del Nuevo Testamento, por ejemplo, parecen creer que Moisés escribió todo el Pentateuco, y atribuyen a Moisés varias ideas en el. Véase, por ejemplo, Marcos 10:3, Lucas 24:27, y Juan 1:17.

El problema con esta hipótesis es que no tiene mucho sentido en el contexto de la vida de Moisés. En Génesis 12:6, leemos: “y el cananeo estaba entonces en la tierra” (RV, énfasis del autor). En hebreo y en inglés, la parte de entonces implica que, para el narrador, ningún cananeo vive ahora en la tierra. Sería extraño – incluso un sinsentido – que Moisés escribiera esto si él fuera el autor. Moisés vivió antes de la conquista de la Tierra Prometida. Muere mirando hacia a lo lejos la Tierra Prometida, pero nunca entra en ella, por lo menos de acuerdo a Deuteronomio 34. En la época de Moisés habría escrito, la tierra todavía era habitada por los cananeos. De forma similar, frases como “hasta el día de hoy” aparecen en Génesis 26:33, 35:20 y Deuteronomio 3:14 y 10:8. Estas indican una perspectiva mucho más tardía que la de Moisés. De hecho, la muerte de Moisés sucede en el capítulo 34, ¡antes de que termine el libro de Deuteronomio! Mientras que los lectores pueden imaginar a Moisés escribiendo sobre sí mismo en tercera persona, es mucho más difícil imaginar a Moisés sentado escribiendo las actividades de Josué (o incluso propios arreglos funerarios del propio Moisés) si Moisés ya ha muerto y sido enterrado en un valle de Moab frente a Baal-peor.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Luis dice:

    y ha todo esto como queda el Nuevo testamento ????…………

    Me gusta

    1. Carlos Gordillo dice:

      El nuevo testamento es mas reciente y debe su composición a los apóstoles y a discípulos de éstos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s