Biblioteca Clásica Gredos (casi) completa en pdf

biblioteca_clasica_gredos

La Biblioteca Clásica Gredos es la referencia indiscutida en traducciones al español de textos de la Antigüedad; ¡y la gente de Mundo Clásico – Grecia y Roma en Facebook compartió un enlace con la versión digital de casi todos sus libros (cerca de 400)! No queda más que agradecerles de todo corazón y difundirlo.

Si pudiera haber alguien al que le parezca extraño compartir esto en una página de “estudios bíblicos” (“¿Qué tiene que ver con la Biblia?”), valga decir que sobre todo para entender el Nuevo Testamento en su plenitud el estudio de la cultura y la literatura greco-latina es imprescindible, siguiendo la conocida máxima “un texto sin contexto es un pretexto”, un pretexto para hacerle decir lo que nosotros queramos. El Nuevo Testamento (la Biblia) no surgió en un vacío cultural, sino en el contexto de un mundo mediterráneo bajo el imperialismo cultural griego y el imperialismo militar romano, y así, por ejemplo, entre muchas otras cosas, presenta a Jesús como respuesta y alternativa a ambos (y a todos los imperialismos). Leer las Guerras de los judíos de Flavio Josefo le ampliará notablemente el panorama respecto al judaísmo del siglo I, así como el Sobre la naturaleza de los dioses de Cicerón o la Vida de Apolonio de Tiana de Filóstrato respecto a la religión pagana con la que el cristianismo primitivo competía (y un laaaargo etc.). Disfruten.

>>Descargar<<

Categorías: Editorial | 1 comentario

Entrevista a N. T. Wright: por qué el cielo no es lo que nos han dicho

N. T. Wright

Esta entrada es una especie de continuación natural de la anterior acerca del “rapto”, y responde a la pregunta de, si no hay rapto, ¿entonces qué? ¿Cuál es el futuro que prevé el Nuevo Testamento, y la verdadera esperanza de los cristianos? ¿Es sólo irse al cielo, abandonando el cuerpo físico? ¿Tienen algo que ver la resurrección y la nueva creación, los nuevos cielos y la nueva tierra, mencionados en los evangelios, las cartas de Pablo y Apocalipsis? En esta entrevista en la revista Time (2008), el especialista en el Nuevo Testamento N. T. Wright esboza la respuesta a estas interrogantes. Recomendamos su lectura atenta, y para profundizar este video y su libro Sorprendidos por la esperanza. Enlace original de la entrevista (en inglés) aquí.

por David Van Biema

N. T. “Tom” Wright es una de las figuras más formidables en el mundo del pensamiento cristiano. Como obispo de Durham [se retiró en 2010], es el cuarto clérigo de más alto rango en la Iglesia de Inglaterra y un jugador importante en la dividida Comunión Anglicana mundial; como académico y teólogo bíblico ha sido profesor en Cambridge y es un héroe para los cristianos conservadores en todo el mundo por su libro de 2003 La resurrección del Hijo de Dios, que argumentó enérgicamente en favor de una interpretación literal de ese evento.

SorprendidosPorLaEsperanzaPor lo tanto, es una especie de sorpresa que Wright no crea en el cielo, al menos no en la forma en que millones de cristianos entienden el término. En su nuevo libro, Sorprendidos por la Esperanza (HarperOne), Wright cita un libro para niños de la primera dama de California Maria Shriver llamado What’s Heaven? [Qué es el cielo], que lo describe como “un hermoso lugar donde te puedes sentar en las nubes suaves y hablar… Si eres bueno durante toda tu vida, entonces vas [allí]… Cuando tu vida se termina aquí en la tierra, Dios envía ángeles para llevarte al cielo para estar con él”. Eso, dice Wright es un buen ejemplo de “lo que no decir”. La verdad bíblica, continúa, “es muy, muy diferente”.

Wright, de 58 años, habló por teléfono con David Van Biema, de TIME.

TIME: En un momento dado usted llama a la opinión común del cielo una “distorsión y disminución grave de la esperanza cristiana”.

Wright: Realmente lo es. A menudo he oído a la gente decir: “Me voy al cielo pronto, y no voy a necesitar este estúpido cuerpo allí, gracias a Dios”. Eso es una distorsión muy perjudicial, tanto más por ser sin querer.

TIME: ¿Cómo así? Parece una forma de pensar típica.

Wright: Hay varios aspectos importantes en que no está apoyada por el Nuevo Testamento. En primer lugar, el tiempo. En la Biblia se nos dice que mueres, y entras en un estado intermedio. San Pablo es muy claro en que Jesucristo ya ha resucitado de entre los muertos, pero que nadie más lo ha hecho todavía. En segundo lugar, nuestro estado físico. El Nuevo Testamento dice que cuando Cristo regrese, los muertos van a experimentar una vida nueva: no sólo el alma, sino nuestros cuerpos. Y finalmente, la ubicación. En ningún punto los relatos de la resurrección en los cuatro evangelios dicen: “Jesús ha resucitado, por lo tanto, todos vamos al cielo”. Se dice que Cristo viene aquí, para unir el cielo y la tierra en un acto de nueva creación.

TIME: ¿Hay algo más en la Biblia sobre el período entre la muerte y la resurrección de los muertos?

Wright: Sabemos que vamos a estar con Dios y con Cristo, en reposo y siendo reanimados. Pablo escribe que va a ser consciente, pero en comparación con estar físicamente con vida, será como estar dormido. La Sabiduría de Salomón, un texto judío de aproximadamente la misma época que Jesús, dice que “las almas de los justos están en las manos de Dios”, y esa parece ser una manera poética de plantear la interpretación cristiana, también.

TIME: ¿Pero no es donde está la verdadera acción, por así decirlo?

Wright: No. Nuestra cultura está muy interesada en la vida después de la muerte, pero el Nuevo Testamento está mucho más interesado en lo que yo he llamado la vida después de la vida después de la muerte, en la resurrección final en los nuevos cielos y la nueva tierra. La resurrección de Jesús marca el comienzo de una restauración que él va a completar a su regreso. Parte de esto será la resurrección de todos los muertos, que “despertarán”, se les darán cuerpos y participarán en la renovación. John Polkinghorne, físico y sacerdote, lo ha expresado así:

“Dios va a descargar nuestro software en su hardware hasta el momento en que nos de un nuevo hardware para ejecutar el software de nuevo por nosotros mismos”.

Eso dice dos cosas muy bien: que el período después de la muerte es un período en el que estamos en la presencia de Dios, pero no estamos activos en nuestros propios cuerpos, y también que la transformación más importante será cuando estemos de nuevo con cuerpos y administrando el reino de Cristo.

TIME: Esto es bastante diferente de la interpretación común. ¿Algunos versículos bíblicos contribuyen a nuestra confusión?

Wright: Está Lucas 23, donde Jesús dice al buen ladrón en la cruz, “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Pero en Lucas, sabemos en primer lugar que Cristo mismo no será resucitado por tres días, por lo que el “paraíso” no puede ser una resurrección. Tiene que ser un estado intermedio. Y los capítulos 4 y 5 de Apocalipsis, donde hay una visión de adoración en el cielo, que la gente se imagina describe nuestra adoración al final de los tiempos. De hecho, describe la adoración que está ocurriendo en este momento. Si lees el libro, se ve que al final no tenemos una descripción de los cielos, sino, como he dicho, de los nuevos cielos y la nueva tierra unidos.

TIME: ¿Por qué, entonces, hemos leído mal esos versículos?

Wright: En un principio, tiene ver con la traducción de las ideas judías al griego. El Nuevo Testamento es profundamente judío, y los judíos habían estado intuyendo desde hace algún tiempo una resurrección final, física. Ellos creían que el mundo del espacio, el tiempo y la materia está en un caos, pero sigue siendo básicamente bueno, y que Dios finalmente solucionará el problema y lo pondrá nuevamente al derecho. La creencia en esa bondad es absolutamente esencial para el cristianismo, tanto teológica y moralmente. Pero los cristianos de habla griega influidos por Platón vieron nuestro cosmos como en mal estado, deforme y lleno de mentiras, y la idea no era arreglar las cosas, sino escapar de él y dejar atrás nuestros cuerpos materiales. La Iglesia en su mejores momentos siempre ha vuelto de nuevo hacia el punto de vista hebreo, pero ha habido momentos en los que la visión griega fue muy influyente.

TIME: ¿Puede darnos algunos ejemplos históricos?

Wright: Dos de los más obvios son la gran poesía de Dante, que pone un Cielo, el Purgatorio y el Infierno inmediatamente después de la muerte, y el Juicio Final de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina, que retrata el cielo y el infierno como destinos finales iguales y opuestos. Ambos tuvieron una enorme influencia en la cultura occidental, tanto es así que muchos cristianos piensan que eso es cristianismo.

TIME: Pero no lo es.

Wright: Nunca, en ningún punto los evangelios o Pablo dicen que Jesús ha resucitado, y por lo tanto nosotros vamos al cielo. Todos dicen, Jesús ha resucitado, por lo tanto, la nueva creación ha comenzado, y tenemos un trabajo que hacer.

TIME: Eso suena mucho como… trabajo.

Es más emocionante que estar escuchando música agradable. En Apocalipsis y las cartas de Pablo se nos dice que el pueblo de Dios en realidad va a gobernar el nuevo mundo en nombre de Dios. La idea de nuestra participación en la nueva creación se remonta al Génesis, cuando se supone que los seres humanos estén gobernando el jardín y cuidando de los animales. Si transpones eso hasta el final, es una imagen como la que se obtiene al final de Apocalipsis.

TIME: Y se relaciona con lo que usted ha escrito sobre que todo esto tiene una dimensión moral.

Wright: Con eso, y la idea de la resurrección física que la gente niega cuando hablan de que sus “almas van al cielo”. Si la gente piensa “mi cuerpo físico no importa mucho”, ¿a quién le importa lo que hago con él? Y si la gente piensa que nuestro mundo, nuestro cosmos, no importa mucho, ¿a quién le importa lo que hacemos con él? Gran parte del cristianismo “tradicional” da la impresión de que Dios tiene reglas arbitrarias sobre cómo debes comportarte, y si las desobedeces vas al infierno, en lugar de ir al cielo. Lo que el Nuevo Testamento dice realmente es que Dios quiere que seas un ser humano renovado ayudándole a renovar su creación, y su resurrección fue la campanada de apertura. Y cuando él vuelva a cumplir el plan, no vas a ir hasta allá con él, él va a venir aquí abajo.

TIME: Eso es muy diferente de, digamos, la visión de los libros Left Behind [Dejados atrás].

Wright: Sí. Si va a haber un Armagedón, y todos ya estaremos en el cielo o raptados justo a tiempo, en realidad no importa si tienes gases de efecto invernadero o lluvia ácida antes de eso. O, para el caso, si bombardeas a civiles en Irak. Lo que realmente importa es salvar almas para ese cielo sin cuerpo.

TIME: ¿Alguien a quien le ha hablado ha expresado decepción por la pérdida de la antigua visión?

Wright: Sí, es posible decepcionarse en el caso de quienes recientemente han pasado por la muerte de alguien que aman y que quieren simplemente estar con ellos. Y yo diría que eso es comprensible. Pero el final de Apocalipsis describe una maravillosa participación humana en el plan de Dios. Y en casi todos los casos, cuando he explicado esto a la gente, hay una sensación de emoción y de, “¿Por qué no nos han dicho esto antes?”

Categorías: Entrevistas, Traducciones | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Libro: “Jesús: aproximación histórica” – José Antonio Pagola

PagolaJesusAproximacionHistoricaEste es un libro especial y una hermosa introducción a la figura de Jesús. Es ante todo un libro de Historia, pero que desde ahí entrega la posibilidad de un acercamiento desde la fe de una manera relevante para nosotros hoy. Su autor, José Antonio Pagola, lo plantea así: “Para mí, estudiar al Jesús histórico me ha ayudado a amar de manera más viva, más concreta, al Cristo de la fe, al Hijo de Dios encarnado en Jesús, y espero que a los lectores, al menos si se colocan desde la perspectiva que yo he escrito el libro, les pase algo parecido”.[1]

Su descripción editorial dice:

“La investigación en torno a la figura histórica de Jesús ha hecho posible la publicación de importantes y apasionantes estudios durante estos últimos años. Arrancando de la investigación más reciente y sólida, este libro nos acerca a la persona de Jesús combinando el rigor histórico con una presentación clara y asequible. El autor se esfuerza por «captar» el impacto que Jesús provocó en sus contemporáneos y lo cuenta con palabras sencillas a los hombres y mujeres de hoy. ¿Quién fue Jesús? ¿Cómo entendió su vida? ¿Qué alternativa quiso introducir con su actuación? ¿Dónde está la fuerza de su persona y la originalidad de su mensaje? ¿Por qué se le ejecutó? ¿Cómo terminó su aventura? El libro responde a estas preguntas presentando de manera apasionante a Jesús como buscador de Dios, profeta itinerante de su reino, poeta de la misericordia, curador de la vida, defensor de los últimos, amigo de la mujer, maestro de una vida diferente, creador de un movimiento renovador, ejecutado por las autoridades del templo y el representante del imperio romano, pero reafirmado y resucitado por Dios.

Aportaciones de mayor interés: Ofrece un relato vivo y concreto de la actuación y del mensaje de Jesús. Informa en cada tema del estado actual de la investigación. Sitúa a Jesús en su contexto social, económico, político y religioso desde los datos más recientes. Aporta una repuesta científica a los libros de ciencia-ficción sobre Jesús. Sugiere algunas conclusiones básicas para creyentes.

Destinatarios: Creyentes que desean saber quién está en el origen de su fe. Grupos cristianos comprometidos en conocer, amar y seguir fielmente a Jesús. Grupos comprometidos en luchar por una vida más digna y dichosa para todos, empezando por los últimos. Personas que buscan a Dios y no saben qué camino seguir. Alejados de la religión que buscan sentido y alegría a sus vidas. Jóvenes que rechazan a la Iglesia, pero se sienten atraídos por Jesús.

Cuando fue publicado, generó un gran controversia, con acusaciones de herejía incluidas (de sectores conservadores de la iglesia católica española). Pero más allá de esas disputas, se trata de un excelente libro, estimulante, informativo y que resume de buena manera el debate historiográfico acerca de la figura de Jesús. Pese a que Pagola es sacerdote, este no es un libro “católico” (de hecho ese es parte del “problema” que lo llevó a ser denunciado ante el Vaticano), algo que queda en evidencia al revisar en la bibliografía los autores con los que interactúa, debate o está de acuerdo: hay desde ateos y agnósticos hasta católicos y protestantes.

Pueden descargar el libro haciendo click sobre la imagen de la portada o en el enlace abajo. Disfruten su lectura.

>>Descargar<<

De interés es también esta entrevista a Pagola, y el siguiente video de la presentación de una de las ediciones del libro.

 

Categorías: Descargas, Libros, Videos | Etiquetas: , | Deja un comentario

El éxodo sí existió (aunque no como dice en la Biblia), propone el historiador Richard Elliott Friedman

Complementando posteos anteriores acerca de la historicidad del éxodo desde Egipto, va esta columna del historiador y especialista en el Pentateuco Richard Elliot Friedman. En ésta explora algunos argumentos a favor de su hipótesis que sólo un grupo específico (los levitas) y no todo Israel, fueron quienes salieron de Egipto, llegaron a Canaán, se mezclaron con los indígenas e introdujeron el culto al dios YHWH. La historia del éxodo que tenemos en la Biblia seria así la elaboración posterior, en la memoria y en la reflexión teológica, de este proceso histórico de mestizaje. Friedman es Ph.D. por la universidad de Harvard, profesor emérito de la University of California, San Diego, y actualmente enseña en la University of Georgia, EE.UU. Sus libros, muy recomendables, incluyen entre otros Quién escribió la Biblia (de lectura imprescindible) y The Bible with Sources Revealed, que reune las pruebas a favor de la Hipótesis Documentaria. Una elaboración más profunda de su argumento y sus implicancias, en este video (y estamos esperando con ansias el libro en que expondrá su argumento en detalle). Enlace original (en inglés) aquí. Disfruten.

El éxodo histórico

La evidencia de los levitas dejando Egipto y
la introducción de YHWH en Israel

por Richard Elliott Friedman

Richard Elliott FriedmanUna de las grandes contribuciones a la investigación crítica fue hecha conjuntamente por mi maestro Frank Cross y mi colega senior David Noel Freedman. En 1948, ellos establecieron por varios motivos diferentes que ciertas canciones eran de muy alta antigüedad. Estas incluían la Canción de Miriam […] y el Cantar de Deborah en Jueces 5. Freedman los llamó los dos textos más antiguos en el Tanaj.

Freedman añadió que esto tenía implicaciones para la historicidad del éxodo. Muchos estudiosos y arqueólogos dicen que el éxodo nunca sucedió. El noventa por ciento de su argumento se basa en la falta de artefactos en Egipto o en el Sinaí y en que se encuentran pocos elementos de cultura material egipcia en sitios israelitas tempranos, que debiésemos esperar si los israelitas habían vivido en Egipto durante siglos. Pero eso no es evidencia en contra de la historicidad del éxodo. A lo sumo, es evidencia (más correctamente: una ausencia de evidencia) en contra de la enorme cantidad de participantes que la Torá describe.

Yo había incluido la idea de un éxodo no de millones en mi ¿Quién escribió la Biblia? en 1987, y planteé la idea ahí, sólo como una posibilidad, de que el grupo más pequeño del éxodo eran sólo los levitas. Esa posibilidad se ve hoy en día mucho más tangible que en 1987.

La Canción del Mar no menciona el nombre de Israel

El rastro de la evidencia comienza con la canción de Miriam (o Canción del Mar). Nunca habla de toda la nación de Israel. La palabra Israel no aparece en la misma. Esta fuente más antigua que tenemos simplemente se refiere a un pueblo, un ‘am (vv. 13, 16 [x2]), saliendo de Egipto. Y Dios no conduce a este ‘am a toda la tierra. Él los lleva a su morada sagrada, los planta en la monte de su heredad, en su mikdash, donde está la plataforma de su trono (v. 17). (Esta última frase, “la plataforma de su trono”, se produce sólo en la Canción y en referencia al templo. Es en la dedicación del templo del rey Salomón en 1 Reyes 8:13). Estas frases tienen sentido si estamos leyendo acerca de los levitas, que se convirtieron en los sacerdotes del Templo. Ellas no se aplican a todo Israel.

No hay levitas en el Cantar de Deborah

El Cantar de Deborah, por su parte, enumera las diez tribus de Israel (Judá y Simeón eran una comunidad separada en este momento y no parte de Israel), pero no menciona a Leví. ¿Por qué? O (1) porque los levitas no estaban allí todavía. Ellos estaban en Egipto (o en camino). O (2) no eran una tribu de Israel, eran un grupo sacerdotal.

Nombres egipcios

Se podría responder que la segunda explicación es suficiente; todavía no conecta a los levitas con Egipto o un éxodo. Pero, a continuación, algunos levitas tienen nombres egipcios: Ofni, Hur, Merari, Musi, dos llamados Finees, y por supuesto Moisés. Nosotros en América del Norte, llamados “una tierra de inmigrantes”, entendemos especialmente el significado de los nombres y lo que revelan sobre los trasfondos de las personas. Los levitas tienen la conexión con Egipto, evidenciada por sus nombres egipcios. Las otras tribus no.

Así Deborah, ambientada en Israel, no menciona a los levitas; y el Cantar de Miriam, ambientada en Egipto, no menciona a todo Israel. Simplemente menciona un grupo que deja Egipto y termina en el mikdash. Sigue leyendo

Categorías: Traducciones | Etiquetas: , | Deja un comentario

Video: N. T. Wright – Después de creer: por qué el carácter cristiano importa

¿Qué tiene que ver la escatología con la ética? ¿Qué tienen que ver el nuevo cielo y la nueva tierra con el mundo en el que vivimos ahora? En última instancia, significa que el amor no es nuestro deber, sino nuestro destino. A través de la gracia de Dios en nuestras vidas, los cristianos nos esforzamos por desarrollar los hábitos y el carácter que nos vuelven el pueblo que Dios originalmente nos creó para ser. Los cristianos no están llamados simplemente a hacer una oración y olvidar el resto. En cambio, estamos llamados a ser un sacerdocio real, trayendo el amor y la administración real de Dios al nuevo mundo que Dios está creando.

El contertulio Jorge Ostos pedía en el canal de Youtube la transcripción de este video, así que la dejo, en pdf, aquí. Que disfruten esta interesante conferencia.

Categorías: Editorial | 1 comentario

¿Eso no era metafórico?

¿EsoNoEraMetafórico

Esta caricatura muestra de manera extraordinaria cómo para algunas personas al menos, creer en la Biblia o ser cristiano significa sólo defender un montón de cosas discutibles (por no decir absurdas). Con eso no sólo pierden su integridad intelectual, sino lo que podemos llamar su integridad “espiritual” o “teológica”. Y es que afirmar “creer en la Biblia” sin un mecanismo de control (que para el cristiano es el carácter de Dios revelado en Jesús) que nos haga fijarnos en lo verdaderamente importante (amar a Dios y al prójimo, o leer y respetar la Biblia tal cual es y no como quisiéramos que fuera, por ejemplo) en realidad nos puede transformar en no-cristianos, como en la viñeta. (No recuerdo la fuente, así que sólo diré: Fuente: Internet).

Relacionado con el tema de cristianismo y ciencia, el Centro de Ciencia y Fe tiene en su pagina web un montón de materiales escritos y audiovisuales que explorar, muy recomendables.

Categorías: Editorial | Deja un comentario

Una interpretación del Apocalipsis de Juan – Ariel Álvarez Valdés

En posteos anteriores hemos visto que en la Biblia el género literario de apocalipsis no se refiere a cosas en el futuro distante de su autor, y que tanto el dispensacionalismo como la doctrina del “rapto” en realidad no tienen demasiado fundamento. ¿Cómo interpretar entonces el libro del Apocalipsis? Una de las muchas formas posibles es la que entrega a continuación el biblista argentino Ariel Álvarez Valdés. Enlace original aquí.

¿Cuándo se cumplirán las profecías del Apocalipsis?

Por Ariel Álvarez Valdés

Esperanzas de terror

Las profecías que anuncia el Apocalipsis para el fin de los tiempos son escalofriantes. Sangrientas persecuciones contra los cristianos; una Bestia feroz con siete cabezas y diez cuernos que atacará a los creyentes; una invasión de langostas gigantescas con cola de escorpión y dientes de león; sangre y fuego que caerán sobre la tierra para matar a una tercera parte de la humanidad; un enorme Dragón que buscará devorar a los fieles de Jesucristo; y por si esto fuera poco, terremotos, oscurecimiento del sol, caída de las estrellas, pestes, guerras, hambre, muerte y violencia a granel.

Con semejante panorama es lógico que los cristianos quieran saber cuándo sucederán estas calamidades. Por eso se intentó muchas veces, a lo largo de la historia, fijar la fecha de estos sucesos. Pero todos los intentos fracasaron. No obstante ello, cada tanto sigue apareciendo algún iluminado, o fundador de secta, o vidente que asegura que estamos viviendo ya los últimos tiempos. ¿Es cierto esto? ¿Podemos saber cuándo sucederán estos anuncios? Según el Apocalipsis, parece que sí.

El autor del libro

Ante todo, veamos quién escribió el Apocalipsis. El autor dice que se llamaba Juan (1,9). ¿Quién es este Juan? Durante mucho tiempo se pensó que se trataba de san Juan, uno de los Doce Apóstoles, el Hijo de Zebedeo y hermano de Santiago. Pero el autor en ningún momento dice que él sea un apóstol. En cambio se presenta como un profeta (22,9). También se pensó que este Juan fuera el mismo que escribió el cuarto Evangelio. Pero basta con leer ambos libros y compararlos para darse cuenta de que el estilo literario, las palabras y las ideas de ambos libros son muy distintos.

Por lo tanto, el “Juan” del Apocalipsis no era ni uno de los Doce apóstoles ni el autor del cuarto Evangelio, sino alguien de la iglesia primitiva que un día, inspirado por Dios, compuso esta obra. Según él mismo nos informa, se hallaba prisionero en una isla del Mar Egeo llamada Patmos (1,9), alrededor del año 95.

¿Para cuándo todo esto?

El Apocalipsis compuesto por Juan consiste en una serie de visiones aparentemente caóticas. Pero si lo leemos con atención podemos sacar algunas cosas en claro.

Al comienzo dice: “Revelación de Jesucristo. Dios se la concedió a sus siervos para mostrarles lo que va a suceder pronto” (1:1). El primer versículo, pues, ya advierte que los sucesos iban a ocurrir “pronto”. A continuación escribe: “Dichoso el que lea y los que escuchen las palabras de esta profecía y guarden lo escrito en ella, porque el tiempo está cerca” (1:3). Es decir, reitera que lo que anuncia el libro va a suceder en un tiempo cercano al autor. Luego cuenta todas las visiones que tuvo, y al llegar al final del libro vuelve a decir: “Estas palabras son ciertas y verdaderas. El Señor Dios envió a su ángel para mostrar a sus siervos lo que va a suceder pronto” (22:6). Y más abajo dice que un ángel le advirtió: “No selles las palabras proféticas de este libro, porque el tiempo está cerca” (22:10).

Se ve, pues, que lo que el libro profetizaba eran acontecimientos muy cercanos al tiempo del autor y al de los primeros lectores. Sigue leyendo

Categorías: Editorial | Etiquetas: , , | Deja un comentario

El éxodo desde Egipto: entrevista a Gerardo Jofre, especialista en arqueología bíblica

De alguna manera, este audio que me enviaron a la página de Facebook quedó en el olvido durante meses. Una lástima porque resultó ser una entrevista altamente informativa y entretenida, que trata de temas como la figura de Moisés, el estado de la cuestión respecto a la arqueología del éxodo, y un largo etc. Corrigiendo ese error, ahora la comparto con Uds. Muchas gracias al contertulio Jorge Onsulve Orellana (presentador del espacio La Fábrica de la Ciencia, donde se emitió la entrevista) por el dato. Gerardo Jofre es Miembro de la Asociación Española de Canonistas, Abogado y Graduado Social, y colaborador en el Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia, editado por Alfonso Ropero Berzosa y publicado por Editorial Clie. Disfruten.

También pueden descargarlo aquí.

Relacionado con el tema, ver la ponencia de Richard E. Friedman “El éxodo basado en las fuentes mismas”, y los documentales “José y su túnica multicolor” y  “Josué y la batalla de Jericó” en nuestro canal de Youtube.

moisesbaculoroca

Categorías: Editorial, Entrevistas | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Denunciando la falsa doctrina del “rapto” con N. T. Wright

nt_wright-webN. T. Wright es un teólogo inglés, ex obispo de la iglesia de Inglaterra y uno de los mayores expertos actuales sobre Pablo y el Nuevo Testamento. Todos sus libros (muy recomendables) resultan siempre informados y estimulantes. En esta columna, Wright explica cómo la idea del “rapto”, el arrebatamiento de seres humanos al cielo en la segunda venida de Jesús, en realidad no es para nada lo que Pablo tenía en mente en 1 Tesalonicenses 4 (uno de los textos clave para defender esa postura). Véase también el siguiente video relacionado. Enlace original (en inglés) aquí.

Adiós al rapto

por N. T. Wright

La obsesión estadounidense con la segunda venida de Jesús, en especial con las interpretaciones distorsionadas de ella, continúa sin cesar. Vista desde mi lado del Atlántico, el fenomenal éxito de los libros de Left Behind parece sorprendente, incluso estrafalario. En el Reino Unido pocos sostienen la creencia en que está basada la popular serie de novelas: que habrá un “rapto” literal en que los creyentes serán arrebatados a los cielos, dejando autos vacíos chocando en las carreteras y muchachos llegando a casa desde la escuela sólo para encontrar que sus padres han sido llevados con Jesús mientras que ellos han sido “dejados atrás”. Esta versión pseudo-teológica de Mi pobre angelito ha llevado por miedo a muchos niños a algún tipo (distorsionado) de fe.

Este dramático escenario del fin de los tiempos está basado (de manera equivocada, como veremos) en la Primera Epístola de Pablo a los Tesalonicenses, donde él escribe: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” (1 Tesalonicenses 4:16-17)

¿Qué quería decir Pablo?

Pablo es el responsable de que crear este escenario. Jesús, como he argumentado en varios libros, nunca predijo un evento así. Los pasajes en los evangelios acerca del “Hijo del Hombre viniendo en las nubes” (Marcos 13:26, 14:62, por ejemplo) son acerca de la vindicación de Jesús, su “venida” al cielo desde la tierra. Las parábolas sobre el rey o el amo que vuelve (por ejemplo, Lucas 19:11-27) eran originalmente sobre el regreso de Dios a Jerusalén, no sobre Jesús regresando a la tierra. Eso, Jesús parecía creer, era un evento dentro de la historia del espacio-tiempo, no uno que la terminaría para siempre.

La Ascensión de Jesús y la Segunda Venida son, sin embargo, doctrinas cristianas vitales, y yo no niego que creo que algún evento futuro resultará en la aparición de Jesús en persona dentro de la nueva creación de Dios. Esto es enseñado a lo largo del Nuevo Testamento fuera de los evangelios. Pero ese evento de ningún modo se parecerá al relato de Left Behind. Entender qué sucederá requiere de una cosmología mucho más sofisticada que una en que “el cielo” está en algún lugar de nuestro universo en vez de en una dimensión completamente diferente, en un espacio-tiempo diferente.

El Nuevo Testamento, sobre la base de la antigua profecía bíblica, prevé que el Dios creador rehará por completo el cielo y la tierra, reafirmando la bondad de la antigua Creación pero derrotando su mortalidad y corruptibilidad (Romanos 8:18-27; Apocalipsis 21:1; Isaías 65:17, 66:22). Cuando eso suceda, Jesús aparecerá dentro del mundo resultante (Colosenses 3:4; 1 Juan 3:2).

La descripción de Pablo de la reaparición de Jesús en 1 Tesalonicenses 4 es una versión brillantemente coloreada de lo que él dice en otros dos pasajes, 1 Corintios 15:51-54 y Filipenses 3:20-21: en la “venida” o “aparición” de Jesús, aquellos que todavía estén vivos serán “cambiados” o “transformados” de forma que sus cuerpos mortales se convertirán en incorruptibles, inmortales. Eso es todo lo que Pablo intenta decir en 1 Tesalonicenses, pero toma prestadas imágenes (de fuentes bíblicas y políticas) para resaltar su mensaje. Poco sabía sobre cómo sus ricas metáforas serían incomprendidas dos milenios más tarde.

En primer lugar, Pablo hace eco de la historia de Moisés bajando de la montaña con la Torá. Las trompetas suenan, se oye una fuerte voz, y después de una larga espera Moisés ve lo que ha ocurrido en su ausencia.

En segundo lugar, hace eco de Daniel 7, en que “el pueblo de los santos del Altísimo” (es decir, el “uno como hijo de hombre”) será vindicado sobre su enemigo pagano al ser elevado para sentarse con Dios en su gloria. Esta metáfora, aplicada a Jesús en los evangelios, es ahora aplicada a los cristianos que sufren persecución.

En tercer lugar, Pablo evoca imágenes de un emperador visitando una colonia o provincia. Los ciudadanos salen a encontrarlo al campo y luego lo escoltan hacia la ciudad. La imagen de Pablo del pueblo “encontrando al Señor en el aire” debe leerse asumiendo que el pueblo a continuación dará la media vuelta y llevará al Señor de nuevo al mundo recién vuelto a hacer.

Las variadas metáforas paulinas de trompetas soplando y de los vivos siendo arrebatados al cielo para encontrar al Señor no deben ser entendidas como verdad literal, como sugiere la serie Left Behind, sino como una descripción vívida y bíblicamente alusiva de la gran transformación del mundo presente de la que habla en otros lugares.

Las incomprendidas metáforas de Pablo representan un desafío para nosotros: ¿cómo podemos reutilizar las imágenes bíblicas (incluyendo las de Pablo) para aclarar la verdad, no distorsionarla? ¿Y cómo podemos hacerlo, como hizo él, de forma que subvierta las imágenes políticas de los dominadores y deshumanizadores imperios de nuestro mundo? Podemos comenzar por preguntar: ¿qué visión del mundo es sostenida, incluso legitimada, por la ideología de Left Behind? ¿Cómo puede ser confrontada y subvertida por el genuino pensamiento bíblico? Para empezar, ¿no es la mentalidad de Left Behind esclava de una visión dualista de la realidad que permite a la gente contaminar el mundo de Dios sobre la base de que va ser destruido pronto? ¿No sería esto derrotado si recapturáramos la visión completa de toda la creación de Dios?

Categorías: Editorial, Traducciones | Etiquetas: , , , | 2 comentarios

Reanudando

Han pasado largos meses desde la última entrada publicada, pero ahora intentaremos volver a nuestro asunto. Sin embargo, no fue un tiempo totalmente infructuoso, como descubrirán si visitan nuestro canal de Youtube, donde entre otras cosas hemos publicado interesantes (e incluso imprescindibles) videos de N. T. Wright acerca de la importancia de la resurrección de Jesús, qué pasa después de creer o de la vida después de “la vida después de la muerte”, de Bart Ehrman hablando del Evangelio de Judas y el gnosticismo cristiano, o de especialistas españoles como Antonio Piñero y José Antonio Pagola (al que conocimos a través de la excelente “página amiga” Estudios Bíblicos Online). Queda hecha la invitación a estar atent@s a los siguientes posteos.

Categorías: Editorial | Etiquetas: , , , | 2 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.145 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: